Vivienda

PAT pide un registro único de viviendas turísticas y una regulación "con cabeza"

La Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT) ve necesaria "una buena regulación común" sobre el alquiler de viviendas de uso turístico con un "registro único" para llevar acabo una declaración responsable y, a partir de ahí analizar las "peculiaridades existentes" en las diferentes comunidades autónomas.

A PAT se han unido HomeAway, Niumba, Rentalia y Spain-Holiday.com, la asociación que lleva en marcha un mes y que esta presidida por Almudena Ucha, consejera delegada de Rentalia, tiene como objetivo dar representatividad a un tipo de alojamiento que ha llegado para quedarse y "abrir un canal de diálogo" con el sector turístico y fundamentalmente con las administraciones para una regulación "con cabeza".

Desde que en 2013 se modificó la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), cada comunidad autónoma puede limitar el arrendamiento de viviendas vacacionales por parte de particulares vinculando su regulación a la legislación turística de las CC.AA. Para Ucha que haya 17 normas y registros "es el problema" y "espera que bajo el amparo de Competencia se cree una mesa de trabajo que unifique regulaciones". "Queremos dar más peso a las conversaciones que mantenemos con las administraciones, que son las que toman las decisiones que afectan al alquiler vacacional y que en muchas ocasiones no nos tienen en cuenta", explica Ucha en una entrevista con Europa Press. Desde la PAT ven negativamente que se regule desde el punto de vista de la restricción sin analizar la situación real y por delante a otras medidas.

Aunque todavía no ha sido posible un encuentro con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, les gustaría reunirse con ella para exponer su visión ante su propósito de poner orden a las diferentes regulaciones del alquiler vacacional existentes. De momento, califican de "buenísima noticia" la anunciada reunión de la Conferencia Sectorial de Turismo para abordar la situación

Las plataformas que conforman la PAT están dispuestas a valorar, en cada caso, la colaboración con la administración para ver cómo implantar las tasas turísticas, como ocurre en ciudades europeas, pero cada una tiene su manera de trabajar y "no es igual de fácil para todas".

Ucha niega que el auge del alquiler de pisos turísticos sea la causa del aumento de precios en arrendamiento. "Es un titular simple y fácil para apuntarnos con el dedo, pero no es cierto hay otros factores como la recuperación económica". "El parque de vivienda que se dedica al alquiler turístico en Madrid, por ejemplo, no llega al 1%, hay que limitar pero con cabeza. Si restringes este tipo de alojamiento puede afectar a la llegada de turistas al destino", advierte. En su argumentación se apoya en tres estudios de la Federación Española de Asociaciones de Vivienda y Apartamentos Turísticos (Fevitur) que concluyen que en Madrid, Barcelona y Palma el alquiler vacacional representa una pequeña parte frente a las viviendas vacías existentes.

En dicha asociación no se encuentra Airbnb; "no está por decisión propia", aclara. Ucha señala que Aibnb conoce la alianza antes de que se constituyera y han decidido no participar: "los motivos los tendrán ellos". No obstante, asegura que la asociación que preside está abierta a cualquier plataforma que se ajuste a la actividad que les define. "Cualquiera es bienvenida", afirma.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.