Vivienda

El sector inmobiliario pide agilidad en las licencias para contener los precios

El mercado de la vivienda se encuentra ahora en pleno auge, sin embargo el sector inmobiliario alerta de que el crecimiento de los precios está generando una demanda insatisfecha que es incapaz de acceder a la compra de una casa. Según los datos del Primer Observatorio de la Vivienda en España, elaborado por Century 21 en colaboración con Sigma Dos, mientras que la inversión media prevista a la hora de adquirir una casa es de 166.000 euros, el precio medio de la vivienda ofertada en España se sitúa en 241.145 euros.

Se trata de una brecha importante (de más de 75.000 euros) que va en aumento, y que según explicaron ayer los principales directivos del sector en una jornada inmobiliaria organizada por elEconomista, tiene difícil solución si la administración no agiliza los trámites urbanísticos.

"La incapacidad de este país para generar suelo es nuestro principal drama. Hasta que no tengamos sistemas mucho más simples, seguros jurídicamente, transparentes y menos al albur de colores políticos y de procesos judiciales será difícil solucionar el problema de la brecha entre la demanda y la oferta", destacó ayer Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes durante la jornada.

En la misma línea, Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la patronal APCEspaña y de la promotora Vía Célere, puso sobre la mesa los interminables plazos con los que trabajan las Administraciones. "Desde que compramos suelo finalista hasta que terminamos la promoción tardamos tres años. En el mejor de los casos tardamos un año en obtener la licencia y el coste de consecución hace francamente difícil que se puedan bajar los precios. Por tanto, nos alejamos de poder ofrecer una solución a esa gran masa que tiene necesidades de vivienda y cuya capacidad de acceso no llega a los 150.000 euros, mientras que nuestro coste de producción sitúa la vivienda en el nivel de los 300.000 euros".

El directivo hizo referencia también a la inseguridad jurídica que generan medidas como las anunciadas esta misma semana por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. "De repente se decide que el 30% de toda rehabilitación de más de 600 metros o de la obra nueva debe ser vivienda protegida. Imagínense la situación de una promotora que ha comprado un suelo pensando en que va a vender a un precio determinado y de repente le imponen esto. Además, como medida disuasoria, le dicen que van a suspender las licencias durante un año o incluso dos. Con medidas como ésta no sé cómo van a resolver el problema en Barcelona, donde están registrando subidas anuales de precios del 19%. Ese es el tipo de soluciones que determinados partidos políticos ofrecen y que lo único que hacen es multiplicar el problema", denunció Gómez-Pintado durante el evento.

Oriol Aspachs, director de Macroeconomía y Mercados Financieros de CaixaBank Research, además de en la dinamización del suelo, puso el foco en las políticas de vivienda social, "un mercado en el que España está muy lejos del resto de países desarrollados".

"La colaboración publico privada ha existido en el pasado. Nosotros hemos desarrollado más de 6.000 viviendas protegidas dentro de un marco jurídico concreto", destacó Javier Rodríguez-Heredia, director de inversiones de Azora en Europa, que señaló que "es importante que luego no se cambien las reglas de juego porque ese dinero privado que ha apostado por el país no regresa, y las administraciones no tienen dinero suficiente para promover toda la vivienda social que se necesita".

Según los datos del informe de Century 21, el 88% de los españoles encuestados que han estado buscando una vivienda en el último año prefiere vivir en una casa de su propiedad, frente al 12% que escoge el alquiler, "por lo que se confirma que España es un país de propietarios", explicó Ricardo Sousa, consejero delegado de Century 21. El directivo señaló hacia la rehabilitación como una posible solución para dar respuesta a esa demanda insatisfecha y a la clarísima necesidad de obra nueva.

"En cualquiera de los dos casos el sector tiene que intentar generar un producto ajustado a las necesidades y capacidades de los españoles, pero también de la demanda internacional, que es una parte muy importante del mercado y que poco a poco está bajando su ticket medio".

El recorrido del alquiler

La dificultad para casar la oferta con la demanda en la compra está empujando el mercado de la vivienda en alquiler, a lo que se suma que "un 60 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 29 años aún no saben dónde van a ubicar su residencia y prefieren estar abiertos a nuevas oportunidades laborales", explicó José Luis Rojo, director de Proyectos en Sigma Dos.

En este sentido, Sousa apuntó que "está siendo determinante la profesionalización del sector con la entrada de grandes operadores que cuentan con análisis de datos reales y no se mueven solo por intuición". Así, cree que la concentración de la oferta en manos de propietarios de gran tamaño ayudará a solucionar la brecha en los precios que se da también en este mercado. Rodríguez-Heredia, sostuvo que el recorrido del alquiler en España va mucho más allá de estos dos factores.

"Es cierto que estamos viendo un fuerte crecimiento de la demanda que viene por la falta de accesibilidad a la hora de comprar una vivienda, pero hay razones más profundas que nos señalan que la base del alquiler en España puede crecer hasta situarse cerca del 30%", explicó el directivo.

"La movilidad se ha multiplicado un 70% en los últimos tres años y la mentalidad de pago por uso, en lugar de pago por propiedad, está cada vez está más instaurada". "Todos esos factores nos llevan a seguir apostando desde Azora y estamos a punto de cerrar un levantamiento de capital de casi 800 millones de euros para seguir invirtiendo en alquiler", explicó Rodríguez Heredia, que quiso dejar claro que el sector no está vivienda una burbuja, "es una cuestión de oferta y demanda, y lo que tenemos que hacer es generar producto para satisfacer esa demanda que no es coyuntura y está aquí para quedarse a largo plazo".

Por otro lado, Oriol Aspachs puso sobre la mesa la distinta evolución que está teniendo el sector en este nuevo ciclo, potenciándose la España de varias velocidades. "Una cosa es el promedio y otra la elevada heterogeneidad que observamos entre regiones y hasta dentro de las mismas ciudades. Este es el principal hecho diferencial de esta recuperación y el principal reto de gestión de política económica".

El experto afirmó que el cambio de ciclo será mucho más moderado y sostenible que el pasado. "Por un lado, encontramos una condiciones financieras laxas a nivel global, que a pesar de que el Banco Central Europeo ya ha empezado a dar pistas de que irá endureciendo la política monetaria en los próximos trimestres, no esperamos un euribor por encima del 1% antes de 2021 y esto hace que los inversores internacionales se fijen en España".

Además, "solo hay que mirar las cifras de endeudamiento de los hogares, que han pasado por un proceso de desapalancamiento imprescindible, y la transformación del sector bancario, que nada tiene que ver con el de hace diez años, tanto a nivel interno como los sistemas de control. Por ello creo que estamos en un punto de partida para mirar hacia el futuro con cierto optimismo", concluyó el experto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

morganyestanli
A Favor
En Contra

Tanto el planeamiento urbanistico como el tramite de licencias es lo que protege a los terratenientes y especuladores. Si tuvieramos gobiernos honrados y no agencias de colocacion, favorecerian que hubiera terreno edificable unicamente para los ciudadanos que utilizaran la vivienda para habitar en ella y no para las inmobiliarias con palco en el Bernabeu y Camp Nou.

Puntuación 3
#1
Josepz
A Favor
En Contra

La administración no administra nada, en cambio el funcionariato lo jode todo, hasta los precios. El funcionariato y los politiquillos.

Puntuación 0
#2
Josepz
A Favor
En Contra

La administración no administra nada, en cambio el funcionariato lo jode todo, hasta los precios. El funcionariato y los politiquillos. Morganyestanli,Otro descabezado izquierdista,¿ desde cuando el planeamiento urbanistico y las licencias son patrimonio de terratenientes y especuladores si los que aprueban los planes son los politiquillos los políticos y sus amistades, a instancias del funcionariato, los funcionarios y sus amistades.

Puntuación 0
#3
Josepz
A Favor
En Contra

Cuanto más lejos están los funcionarios y los políticos de la oferta y la demanda, más desvarios hay en los precios y en el empleo, la brecha es el "funcionariato" y el "politicato".

Puntuación -1
#4