Vivienda

José María García: "Madrid capital se va a quedar sin suelo a la venta en tres años"

José María García, director general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid.

José María García Gómez, director general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid, fue el encargado de clausurar la jornada. En su intervención, García Gómez advirtió sobre las políticas de vivienda que están llevando a cabo ayuntamientos como el de Madrid y Barcelona y que ponen, a su juicio, en peligro la principal materia prima: el suelo. "Barcelona tiene un límite físico para poder crecer, pero en el caso de Madrid este límite no existe. Los límites en la ciudad de Madrid son jurídicos y administrativos y van a hacer que de aquí a tres años, Madrid capital se que va a quedar sin suelo apto en el mercado", aseguró.

El director general criticó también los mensajes sobre vivienda que lanzan algunos de estos gobiernos locales. "Nos dicen que las ciudades ya no pueden crecer más; que se hace un uso antisocial de la propiedad... todos estos mensajes forman parte de un modelo de la política que no cree en la libertad", aseguró. García Gómez apostó también por los incentivos a la promoción de vivienda "y que no acaben siendo un subsidio más que lo que hace es subir los precios", afirmó.

El director general avanzó que el anterior Gobierno tenía preparada una ley de seguridad jurídica en Urbanismo "para impedir paralizar por completo los proyectos cuando hay alguna parte judicializada. No sabemos si el nuevo Gobierno lo sacará adelante", finalizó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.