Comunidad Valenciana

Dos exdirectivos de Coepa, citados como investigados por el presunto fraude del centro de oficios

La juez titular del Juzgado de Instrucción 9 de Alicante ha citado a declarar como investigados a los expresidentes de la desaparecida patronal de la provincia de Alicante (Coepa) Joaquín Rocamora y Modesto Crespo y al que fuera secretario general Javier López Mora por un presunto fraude en subvenciones del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef).

Uno de los investigados, Modesto Crespo, está siendo juzgado actualmente por la Audiencia de Alicante por el supuesto cobro indebido de 600.000 euros en dietas como presidente de la también extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). En esa causa, Crespo, que se sienta en el banquillo de los acusados junto a otros 20 antiguos altos cargos de la entidad financiera, se ha declarado culpable de un delito de apropiación indebida agravada y ha aceptado 9 meses de cárcel y una multa de 9.000 euros.

El juzgado de Instrucción 9 de Alicante ha citado también el 6 de julio, para que comparezcan como testigos, al exdirector general del Servef Joaquín Vaño y al exsecretario autonómico de Empleo de la Generalitat Luis Lobón. Los interrogatorios han sido acordados por la titular del juzgado, María Luisa Carrascosa, a petición de la Abogacía de la Generalitat, que ejerce la acusación particular en este procedimiento.

Querella de la Generalitat

La investigación se centra en un supuesto fraude de 1,9 millones de euros en la construcción del Centro de Oficios y Formación de Coepa, que la patronal alicantina acometió con subvenciones concedidas por el Servef entre 2005 y 2010. Esa instalación, ubicada en la calle Metalurgias de Alicante costó, según datos de sus propietarios, unos 6,8 millones en total.

La Generalitat presentó una querella por supuestos delitos de fraude, alzamiento de bienes, insolvencia punible, falsedad documental, estafa y apropiación indebida en septiembre de 2016. Según la Administración autonómica, Coepa habría incurrido en una duplicidad de ayudas públicas al recibir, entre 2002 y 2009, dinero para las obras y equipamiento del nuevo centro del la empresa pública Seguridad y Promoción Industrial Valenciana (Sepiva) y la Dirección General de Trabajo y Seguridad Laboral.

El Servef también acusa a la extinta patronal alicantina de presentar facturas por duplicado por un importe de 4,7 millones a fin de acceder a un préstamo de 3 millones del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF). La anterior instructora de esta causa la archivó, con el visto bueno de la Fiscalía, al considerar que los delitos habían prescrito en 2015, pero la Generalitat recurrió ese auto y la Audiencia Provincial de Alicante ordenó reabrir la investigación.

Tras la decisión del tribunal, la nueva titular del juzgado de Instrucción 9 ha centrado las pesquisas únicamente en los 1,9 millones de euros concedidos por el Servef a Copea, ante una posible duplicidad de facturas. La magistrada Carrascosa ha urgido ahora al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para que le aporte la documentación que ya le había pedido en abril de este año, en concreto el contrato del préstamo concedido a la confederación empresarial y las facturas que esta presentó a dicha entidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.