Universidades

Los universitarios deben todavía 114 millones de los 'créditos Zapatero'

  • Se concedieron más de 220 millones en préstamos muy asequibles

Han pasado nueve años y miles de jóvenes siguen afectados por los préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que recibieron para poder cursar estudios de postgrado; estos afectados aún no pueden pagar porque la mayoría se encuentra todavía desempleados.

El Ministrio de Educación presupuestó para cuatro cursos escolares (2007/2011) 400 millones de euros, de los cuales concedió algo más de 220 millones a 15.623 alumnos. Actualmente, según el último Informe anual del ICO, los jóvenes han devuelto algo más de la mitad concedido, cerca de 105 millones.

La plataforma de Afectados por el Préstamo Renta Universidad, que cuenta casi con 1.000 miembros, ha calculado que 12.160 exestudiantes de másteres y doctorados (entre las cuatro convocatorias) continúan endeudados con los bancos tras la medida que impulsó el Gobierno de Zapatero en 2007 y bajo el aval del ICO.

Estos préstamos surgieron bajo el lema 'estudiar más no cuesta tanto', en los que ofrecían un pago inicial para la matrícula del máster de hasta 6.000 euros por año (12.000 euros si el máster era de dos cursos), y una dieta mensual de hasta 800 euros al mes durante la vida del máster. El tipo de interés era nulo (0%), con lo que era dinero gratis pero que había que devolver. Una vez alcanzado un determinado nivel de renta, 22.000 euros brutos al año, se tenía que empezar a devolver. No era una beca, con lo que no se tenía que competir contra otros candidatos, sino que sencillamente lo solicitabas y, si cumplías los requisitos, lo concedían. Para devolverlo, había un plazo de 15 años, tras cinco de carencia. Si transcurridos 15 años no se había podido hacer frente a la amortización, la deuda prescribía.

Condiciones más duras

Las condiciones fueron endureciéndose gradualmente en sucesivas convocatorias hasta que este programa desapareció en 2011. Desde la convocatoria 2008-2009 en adelante, el comienzo de la amortización del préstamo se desligó de la renta futura, tras agotar los años de carencia (que se contemplaban en cada convocatoria) había que empezar a pagar se tuvieran ingresos o no. Desapareció la prescripción a los 15 años y ya no prescribía. Además, incluyeron intereses (como el 10% en concepto de demora), así como comisiones por reclamación de posiciones deudoras (30 euros para cada cantidad vencida y reclamada), han ido incrementando la deuda de cada cuota impagada, por lo que aquellos afectados que no hayan podido hacer frente al pago de las mismas (por no percibir ingresos de ningún tipo o percibir unos ingresos mínimos) han visto aumentada su deuda mes a mes.

En la última convocatoria (2010-2011), la duración del préstamo variaba en función de los años de los estudios y, en este caso, la deuda tampoco ha prescrito.

La plataforma de estudiantes afectados cree que "el Gobierno socialista pecó de optimismo" en una época de bonanza previa a la crisis. Además, indican que "las entidades bancarias no dejaron claras las modificaciones en el momento de firmar los contratos. Pasaron varios años hasta que los bancos empezaron a llamarnos reclamando la deuda y nos enteramos de lo que estaba pasando". Denuncian también que las entidades bancarias están presionando a diario a los exestudiantes para pagar sus deudas, algo que desmienten las financieras.

Los perjudicados declaran también que, por ejemplo, el Banco Santander envía cartas a los afectados en situación de impago indicándoles que contacten con su oficina o, de lo contrario, iniciarán otras acciones como derivar la deuda a Hacienda y la inclusión en una lista de morosos. Algo que desmiente por completo el banco y a lo que añade que lo único que han enviado, a principios de año, es una carta con los movimientos y la situación de la cuenta, como hace con cada cliente en enero. La entidad bancaria ha indicado además que no se ha reclamado la deuda de ninguno de sus clientes que solicitaron estos préstamos. De hecho, el Santander oferta en algunas ocasiones la concesión de un préstamo para pagar la deuda. Algunos afectados también han recibido llamadas de Multibérica (empresa de cobros a morosos).

La plataforma quiere que el Gobierno facilite los pagos de las deudas (que llegan hasta los 28.000 euros) y que se restablezcan las condiciones iniciales que se pactaron en 2007, así como la condonación en determinados casos extremos (casos de enfermedad grave u otras circunstancias extraordinarias).

De momento no han denunciado, quieren agotar antes otras vías, como, por ejemplo, la negociación.

La plataforma consiguió que Educación ampliara la carencia y amortización de los créditos por dos años, lo que supuso cierto alivio, aunque han tenido que hacerse cargo de los gastos derivados de esta ampliación. Por su parte, los jóvenes perjudicados consideran que "esta medida no es una solución definitiva admisible, debido a que, al terminar el nuevo período de carencia, la situación será aún peor para los que no hayan podido encontrar un trabajo digno".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Aurelio
A Favor
En Contra

Que los pague Zapaterillo o el PSOE. o MªTeresa Fernández de la Vega, aquella que decía que el dinero público no es de nadie.

Puntuación 3
#1
Pep
A Favor
En Contra

Las decisiones basura de Zapatero son un juego de niños si llegaran a gobernar los socialistas y los comunistas en comandita.

Puntuación 1
#2
Gemma
A Favor
En Contra

Otro pufo que nos coló a los españolitos como el Plan E, las preferentes o la dependencia a la que sacó la ley pero no dedico el dinero.

Puntuación 1
#3
Abelardo
A Favor
En Contra

yo conozco alguien que lo está devolviendo puntualmente cada mes y le vino muy bien para hacer un MBA.

Puntuación -3
#4