Renfe gana dinero con el AVE en su XXV aniversario: 141 millones en 2016

9:32 - 21/04/2017
  • El resultado no incluye el coste de la deuda, que está en manos de Adif

Renfe está de enhorabuena, y no solo porque celebre el XXV aniversario del AVE. Un cuarto de siglo después de la puesta en marcha de la ruta entre Madrid y Sevilla, el AVE se ha coronado como uno de los pocos servicios con los que Renfe que gana dinero. El Gobierno anuncia una inversión de 500 millones para comprar quince trenes AVE.

Según los datos facilitados por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, la alta velocidad produjo en 2016 un resultado positivo de 141 millones de euros, un dato que contrasta con las pérdidas que generan los servicios convencionales de larga distancia o Cercanías, que recibe una subvención estatal para compensar parcialmente los costes operativos. Rajoy se sube al mismo AVE que hizo el primer trayecto Madrid-Sevilla.

Así, la buena marcha del AVE permite a la filial de Viajeros cerrar en positivo con un beneficio estimado de 38 millones para 2016. "La alta velocidad es rentable. Cubre ampliamente todos los costes de explotación, incluidos los del uso y mantenimiento de la infraestructura, a diferencia de lo que sucede con la carretera", explicó De la Serna durante una entrevista en TVE.

El resultado de la alta velocidad no incluye los costes asociados a la deuda que se ha emitido para construir la red ferroviaria y las estaciones. El pasivo está en manos de una filial de Adif, que está en pérdidas, y supera los 14.000 millones. De cara a 2017, la compañía elevará en 2.200 millones su techo de deuda para desbloquear las obras del AVE a Galicia o Asturias, entre otras. Así, la alta velocidad española es rentable sin la deuda asociada a su construcción y con unos cánones por uso de la vía que Adif ha pedido aumentar hasta un 14% porque no logra cubrir los costes.

Costes financieros

La alta factura de llevar la alta velocidad a todos los rincones de España genera unos costes financieros de 216 millones de euros de euros que ha llevado a la filial de Adif a perder 210 millones en los nueve primeros meses de 2016.

Tras la mejora operativa del AVE se encuentra el alza de los pasajeros, que subieron un 4,7% en 2016 hasta los 20,3 millones. En los dos primeros meses del año la demanda de la alta velocidad sigue al alza: crece un 3,2% y rompe la barrera de los 3 millones de viajeros.

En total, el operador ferroviario ha transportado 121,9 millones de pasajeros en el primer trimestre del año, un 5,8% más que en el mismo periodo del año pasado. En concreto, el tráfico de viajeros de Cercanías y Media Distancia ha subido un 2,8%, hasta los 114,55 millones de pasajeros (110 millones corresponden solo a Cercanías) y servicios comerciales, que incluyen larga distancia y alta velocidad, han llegado hasta los 7,42 millones de viajeros entre enero y marzo, un 2,4% más.

XXV aniversario

Tal día como hoy, un 21 de abril de hace veinticinco años se realizó el primer trayecto comercial. Entonces circulaban seis trenes diarios por cada sentido y ahora es una medida de 18, han indicado fuentes de Renfe. Además, unas 20.000 personas cada día utilizan el AVE solo en el corredor sur.

Desde que el 20 de abril de 1992 se inaugurara la primera línea AVE, la Madrid-Sevilla, coincidiendo con la apertura de la Expo, la red de Alta Velocidad ha llegado ya a 47 ciudades y se ha convertido en la segunda red AVE más extensa del mundo.

El AVE español es también líder mundial en velocidad media comercial, dado que sus trenes circulan a una media de 222 kilómetros por hora, si bien alcanza los 248 kilómetros por hora en el caso del AVE a Barcelona. Así, son más rápidos que los de Japón (218 kilómetros por hora) y Francia (216 kilómetros por hora).


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 7

#1
21-04-2017 / 09:55
p
Puntuación 7

Da gusto ser político con estos periodistas. A ver "Cubre ampliamente todos los costes de explotación, incluidos los del uso y mantenimiento de la infraestructura,..." Fenomenal eso quiere decir que la actividad es rentable, ahora bien si no da para amortizar la inversión, la actividad no es rentable. Hay que diferenciar entre resultado de explotación y resultado neto. Lo que hacen es maquillar las cuentas (AVE pone el resultado de explotación y ADIF carga con los deudas, qué bonito). Pongamos un ejemplo: Me gasto 1.000 millones en montar un hotel de lujo. Si con la actividad de ese hotel gano 1 millón de euros anuales, he fracasado, porque nunca podré recuperar la inversión. El hotel no es rentable. El AVE no es rentable. Otra cosa es que esté bien que exista por otros criterios: servicio público, etc, pero que no digan medias verdades. ¡Qué país!

#2
21-04-2017 / 11:13
para el #1
Puntuación 7

Me parece bien tu planteamiento y desarrollo, pero no así con tu conclusión, esto de que exista por otros criterios como dices es una tontería en términos de análisis económico. En economía es muy importante el momentum, así como la necesidad, viabilidad y rentabilidades futuras, por lo que carece de sentido que una labor de Fomento se pueda nunca, y digo nunca, considerar necesaria, no es más que una herramienta política, pues como nos diría Bastiat, el político nos vende el puente, lo que se ve, lo que no vemos es la pérdida de riqueza, despilfarro, desvío de recursos, ineficiencia e ineficacia que vierten en el mercado que es, en última instancia quien determina cuando, cuanto y dónde se ha de invertir y corriendo con el riesgo y error, pues el mercado es una vorágine de creación y destrucción, de la prueba y error que nos hace avanzar y que premia a quien lo hace mejor y satisface mejor al consumidor. El Estado nunca puede hacerlo mejor, y menos aun retrayendo recursos de allá donde el mercado es rentable y colocarlo donde para el político de turno le resulta en continuidad y mayores votos

#3
21-04-2017 / 11:30
Puedes estar seguro #1
Puntuación 5

Que si el AVE hubiese sido necesario, hubiera existido iniciativa privada, emprendimiento, para que se pudiera ejecutar. El emprendedor entra en el mercado o bien tratando de satisfacer al consumidor mejor que la competencia, o algo más difícil, que entraña mayor riesgo, ofrecer algo que el mercado aun no demanda, pero que puede tener futuro y solvencia. Otra historia distinta es que tenemos un mercado altamente intervenido, castrado, por un poder llamado Estado y que gestiona el gobierno de turno, no tenemos que extrañarnos que el objetivo del político es bien distinto del emprendedor, pues si el empresario busca maximizar beneficios maximizando la satisfacción del consumidor si no quiere ser expulsado del mercado, el político busca maximizar el poder, por lo que siempre nos venderán la necesidad de mayor Estado y mayor intervención, por eso un Estado mínimo como se persiguió en el s. XIX no es posible ni viable, e iniciativas de Fomento nunca buscarán maximizar rendimientos ni rentabilidades futuras más allá del suyo propio.

#4
21-04-2017 / 11:50
juanilllo
Puntuación 0

¿Sabe alguien si el Estado otorga alguna subvención para abaratar billetes del AVE?

#5
21-04-2017 / 12:06
Para hacernos una idea de lo aberrante
Puntuación 7

Se hizo un cálculo del coste que supuso la construcción y puesta en marcha del AVE y haciendo una extrapolación se calculó que con ese dinero se podría haber recogido en limosina a cada uno de los viajeros presentes y futuros, de puerta a puerta, y sin contar con el mantenimiento que supone el AVE y con el petroleo a 120$/barril, hoy está a unos 50$, podriamos financiarlo durante los próximos 30 años.

#6
21-04-2017 / 12:29
p
Puntuación -4

Al #2. Cuidado con los mitos y las fantasías "a prueba y error que nos hace avanzar y que premia a quien lo hace mejor y satisface mejor al consumidor". Eso es lo que sucedería en un mercado ideal en el que nadie hiciera "trampas", que es lo que quieren siempre hacer todos los actores del mercado, compradores y vendedores. El mercado puede ser el mecanismo ideal, como también lo sería que la gente fuera "buena y bienintencionada" pero la realidad del egoísmo es que todo el mundo alaba el mercado y luego intenta romperlo. Mecanismos: dumping, ocultación de información, corrupción, falta de transparencia, engaño puro y duro, etc. En fin esto da para horas, pero no seamos inocentes un actor siempre va a intentar aprovecharse de otro actor menos informado (sea un cliente, sea una empresa). Así las cosas, tampoco el "mejor" producto es el producto líder. El mercado no premia al que mejor satisface, sino al que consigue dicha percepción. Bien porque los compradores no son expertos (la tecnología es un ejemplo) o bien porque las empresas empañan la información (a las empresas que no tienen el mejor producto les interesa que el comprador no disponga de la mejor información para que así compren su producto y no el de la competencia que es mejor), etc, etc, etc. No seamos tan inocentes, no es blanco y negro y el "mercado" no es la panacea ni su implementación efectiva y transparente algo sencillo. Quizá sea algo tan utópico como el propio comunismo, aunque los adalides de uno y otro sean profetas ciegos...

#7
21-04-2017 / 12:53
A ver P
Puntuación 3

Se lo voy a explicar de otra manera que lo pueda entender, aquí nadie habla de perfección ni paraísos terrenales, no sea simplista. El mercado, en abstracto, somos todos, repito, todos; otra cosa es el adoctrinamiento al que nos someten ya desde la escuela pública y a esa estúpida estatolatría reinante.

Si el egoísmo es algo característico de todos nosotros, lo que no podemos aceptar sería que unas minorías elitistas decidieran por nosotros, el mercado es imperfecto a corto, medio plazo, pero implacable a largo plazo, las decisiones han de ser individuales, no hay nada más democrático que la decisión que tomamos con nuestro bolsillo, la idea que el producto más promocionado no es el más adecuado es estúpido en su simple planteamiento, pues abre mayores posibilidades de decisión, el errar en el mercado es algo que debe afectar a quien yerra, aquí la discusión no es tanto si el mercado esto o lo otro más que la decisión ha de ser individual, no de unas elites, el consumidor aprende igual que aprende el mercado en la prueba y el error, por lo que la dicotomía está en luchar porque nuestra vida la decidan nuestros logros y errores o que lo decidan otros por nosotros, el mercado es eso, que la decisión sea nuestra. Y por cierto, las instituciones están antes que el Estado, el consumidor, que somos todos, sin intervención ni coacción ya se libraría de crear sus propias instituciones y organismos en una estructura horizontal, no vertical como la que tenemos, donde unos mandan y el resto obedece.

Que el Estado tenga cada vez más poder no es más que la pérdida de libertad de quienes somete el mismo, no hay otra manera de definir al poder. Aquí el verdadero problema es que el Estado acaba por convertirnos en vasallos en lugar de ciudadanos, con una capacidad limitada y restringida de poderse expresar como individuo y desarrollar nuestros planes de vida sin que el Estado tenga que ponernos la bota encima.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 95,62 +1,18 +1,25%
FRA 24,02 -0,60 -2,42%
ITA 154,61 -1,95 -1,25%
GRE 477,80 +2,20 +0,46%
POR 238,90 -1,24 -0,52%

Ecotrader



Evasión

Las 15 viviendas de lujo de Ibiza

Las 15 viviendas de lujo de Ibiza



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens