Las aerolíneas ingresan 63.500 millones por servicios extra como venta a bordo o facturación de maletas

16/03/2017 - 11:13
  • Los 'ancillary' son cada vez más importantes para las compañías
Más noticias sobre:

El negocio de los servicios complementarios de las aerolíneas facturaron en el año 2016 más de 67.400 millones de dólares, unos 63.529 millones de euros. El volumen de ingresos por los diferentes conceptos que se engloban, y cada vez son más, con el denominador común de ancillary, ha crecido de forma exponencial y generalizada en los últimos siete años. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Transporte

Atrás quedan aquellos tiempos en los que todas las compañías, desde la más grande a la más pequeña, desde el itinerario doméstico y de corto radio, hasta la de más larga distancia, ofrecían un sinfín de servicios totalmente gratuitos, que se suponía que estaban incluidos en el coste del billete. Ahora, y sobre todo desde 2010, se cobra por casi todo, además de por el billete. Si se quiere tal o cual asiento, hay que pasar por caja; algo que comer o beber a bordo, nuevo desembolso; equipaje de un tamaño estándar puede ser gratuito, pero si se quieren llevar dos o tres bultos más hay que pagar por ellos, aunque no sea como antes por el llamado exceso de equipaje.

Las aerolíneas han encontrado un chollo, una nueva forma de exprimir el bolsillo del usuario y al mismo tiempo mejorar sus cuentas de resultados. Pero eso sí, sin mejorar en muchos casos su servicio, ni el trato por parte del personal al viajero.

Aumento de la facturación

De acuerdo con un análisis que ha llevado a cabo la empresa tecnológica CarTrawler y la compañía de asesoramiento a las aerolíneas IdealWorks, los ingresos por estos servicios de 178 líneas aéreas han pasado de ser un 4,8% del total de la facturación en 2010, a crecer hasta un 9,1% en 2016. Las cifras no engañan.

El pasado ejercicio es el que ha demostrado la fuerza que han tomado los servicios complementarios en las cuentas de resultados de las aerolíneas, cuyo cobro se ha generalizado. Los ingresos han llegado a 67.400 millones de dólares (63.500 millones de euros), con un impacto del 9,1%, en una facturación que cayó con respecto a 2015 hasta los 740.000 millones de dólares (697.181 millones de euros).

Por lo tanto, en el conjunto de estos siete años, el cobro por los servicios adicionales ha crecido del orden de un 121%.

¿Qué son los servicios complementarios?

Pero..., ¿qué son los denominados servicios complementarios? Pues el conjunto de las actividades que pueden surgir de una compañía aérea y que sean diferentes a los billetes. Es, por lo tanto, un amplio abanico de servicios que incluyen, entre otros, las comisiones obtenidas a través de la reserva de hoteles, la venta de programas de viajero frecuente a asociados, la venta a bordo de alimentos y bebidas, la facturación de equipajes -que si antes era cobrada sólo por exceso de kilos, ahora se le ha sumado una nueva forma de cobrar, en función de si el billete va asociado a poder llevar bultos en la bodega, y de cuál es el tamaño y el número permitido en cabina-.

También la elección de asientos, en algunas aerolíneas, si se quiere escoger dónde volar hay que pagar por ello, y cada asiento tiene un precio; y no digamos si lo que se desea es un lugar en una ventanilla de seguridad, por ese que hay que pagar, a veces, como si se tratase de una joya. También están las atenciones en tierra e incluso la oferta de un embarque rápido. Y a eso se puede añadir las implantaciones de las nuevas tecnologías, con un mayor entretenimiento a bordo -el poder usar el móvil durate el vuelo, el poder tener conexión wifi en el cielo...-.

Todo se compra y se vende a bordo de un avión. Todo está diseñado para hacer caja, ya sea de una forma o de otra, quiera o no el viajero, que en numerosos casos se ve atrapado por el buen saber hacer de las aerolíneas a través del ofrecimiento de esos servicios de carácter complementario.

Cuatro categorías de líneas aéreas

El estudio cataloga el conjunto de las 178 aerolíneas analizadas en cuatro grupos. En primer lugar, se encuentran las líneas aéreas tradicionales; es la categoría más común y reúne a la mayor parte presente en el estudio. Sus ingresos por servicios complementarios llegaron a 26.900 millones de dólares, de los que 9.400 millones corresponden a viajeros frecuentes y comisiones, y 17.500 a actividades a la carta. En segundo lugar están las grandes líneas aéreas de Estados Unidos, con 20.200 millones de dólares de ingresos, de los que 12.100 millones son por fidelización y 8.100 por actividad a la carta.

En tercer lugar están los líderes de servicios complementarios, los que más ganan por ese concpeto, como por ejemplo Eurowings o Ryanair..., con unos ingresos de 13.400 millones de euros, de los que 700 millones son por la fidelización y 12.700 por el cobro de actividades a la carta. Y el cuarto tipo es el de las compañías de bajo coste, que han facturado 6.900 millones, de los que 300 millones corresponden a la fidelización y 6.600 millones a actividades a la carta.

En el conjunto total, los 67.400 millones facturados en 2016 se distribuyen en 22.500 por fidelidad y 44.900 millones por actividades a la carta.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 1,34 -0,02 0,00%
FRA 68,35 -6,61 -8,81%
ITA 1,80 -0,03 0,00%
GRE 647,18 -1,46 -0,22%
POR 353,29 -7,60 -2,11%

Ecotrader



Evasión

Noruega, ¿felices o tan solo ricos?

Noruega, ¿felices o tan solo ricos?



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens