Luis Dupuy de Lôme: "El business travel evoluciona hacia un modelo en el que el viajero se encuentra en el centro de la política de viajes"

3/08/2017 - 12:08

El optimismo se abre paso entre los gestores de viajes de negocios. American Express Global Business Travel prevé un crecimiento en España un par de décimas por encima de la media europea. Mientras, en las políticas de viaje de las empresas se aprecia un giro trascendente: una "humanización" al tender a situar al viajero de negocios en el foco de sus prioridades. Algo está cambiando -y para bien- en el business travel, como destaca en esta entrevista Luis Dupuy de Lôme, director general de la compañía en España.

¿Está siendo 2017 un buen año para el sector de los viajes de negocios?

Según el Barómetro Europeo de Viajes de Empresa 2017, elaborado por American Express Global Business Travel y en el que han participado casi 1.000 empresas de 11 países europeos, los viajes corporativos crecerán en España un 2,7% respecto a 2016, dos décimas por encima de la media europea prevista este año (2,5%). Es por ello por lo que hay razones para mostrarse optimistas, pues, tras la coyuntura económica complicada de los últimos años, el despegue paulatino de actividad en las empresas españolas es una realidad.

En este sentido, el business travel es una buena forma de "tomarle el pulso" al crecimiento económico de nuestras compañías. El business travel es una herramienta fundamental para los planes de expansión y el proceso de internacionalización empresarial, por lo que el optimismo en nuestro país respecto al incremento en el volumen de viajes corporativos en 2017 no hace más que constatar la creciente expansión y el desarrollo de negocio de las empresas españolas fuera de nuestras fronteras.

¿Cuáles son las prioridades actuales en las políticas de viaje de las empresas?

La seguridad del viajero se perfila este año como la principal prioridad para las empresas europeas. Un 64% de las compañías participantes en el Barómetro hacen uso de tecnología para la localización del viajero en caso de emergencia (5 puntos porcentuales por encima del dato del pasado año). La capacidad de comunicación con el viajero ante una emergencia, la capacidad de repatriación, la localización, la información pre-viaje sobre repatriación y el asesoramiento en destinos de riesgo se presentan como las principales palancas en políticas de seguridad para las empresas en Europa.

Por otra parte, aumenta de forma significativa la preocupación de las compañías por la satisfacción de sus viajeros. Así, un 57% de las empresas europeas miden la satisfacción de sus viajeros frente a un 49% del año anterior. Además, en el caso específico de España, un 51% de las empresas encuestadas confirman que tienen en cuenta la satisfacción de cara a mejoras en su programa de viajes. Los travel managers son cada vez más conscientes de que la adopción de herramientas y procesos que afectan de forma directa a la experiencia de viaje, tales como la incorporación de tecnología móvil, poseen un impacto positivo sobre la satisfacción del viajero y su productividad.

¿Y qué ha sido de la obsesión por controlar los costes?

Durante años ocupó la posición número 1 entre las prioridades de las compañías, pero ya el pasado año descendió a la segunda y este año ocupa el tercer puesto entre las prioridades de las compañías a la hora de gestionar sus viajes corporativos.

¿Cuál ha sido el principal cambio en las políticas de viajes en los últimos tiempos?

Evolucionamos hacia un modelo en el que el viajero se encuentra en el centro de la política de viajes. A día de hoy, el programa de gestión de viajes ha de adaptarse al perfil de un nuevo viajero de negocios hiperconectado, que exige más flexibilidad, calidad de vida, preocupación por la conciliación de la vida profesional-personal o la posibilidad de combinar ocio con trabajo durante el viaje.

¿Qué alcance puede llegar a tener la satisfacción del viajero en los resultados económicos del viaje, en el retorno de la inversión?

Medir y, sobre todo, tener en cuenta el feedback del viajero a la hora de abordar la política de viajes de una compañía, es clave para que las compañías puedan atraer y retener talento, así como para incrementar la productividad de sus empleados. De esta manera, dotar al viajero de un programa de viajes flexible, cada vez más adaptado a sus necesidades y a sus preferencias, así como proporcionarle herramientas que le permitan mejorar su experiencia antes, durante y después del viaje, es fundamental para crear entornos de trabajo más productivos, comprometidos y felices. Y, eso, sin duda, redunda en una mejora sustancial del retorno de la inversión.

Precisamente, el Barómetro de American Express afirma que el viaje de negocios ya se ve -mayoritariamente- como una inversión. ¿Esto es verdad tanto para las grandes compañías como paras las pymes?

Casi la mitad de las compañías (45%) señalan que el viaje de negocio es percibido como una inversión, frente al 17% que así lo creía en 2014. Y, aunque pueda parecer que esta percepción del viaje como palanca de crecimiento sea más aplicable a grandes compañías, en el estudio han participado empresas de tamaño diverso, siendo un 43% de las participantes empresas de menos de 250 empleados. Estos datos dejan patente el valor estratégico del viaje corporativo a la hora de establecer, reforzar y ampliar lazos comerciales, sin importar de forma notable el tamaño de la compañía en la cuestión.

Por último, y cambiando totalmente de tercio, ¿realmente es posible que el Brexit no tenga un impacto relevante en los viajes de negocios?

A pesar de que se ha especulado sobre el posible impacto que puede traer consigo el Brexit en Reino Unido y en Europa, la realidad es que, a día de hoy, poco se sabe sobre los efectos reales que puede tener a nivel económico, financiero y comercial. A pesar de la incertidumbre, los datos que arroja el Barómetro respecto a este tema nos lleva a afirmar que, de momento, las empresas europeas se muestran optimistas respecto a un impacto potencial del Brexit sobre su actividad. Un 79% de las compañías considera que esta cuestión no les afectará en cuanto a volumen de viajes de empresa se refiere. Asimismo, un 73% cree que el Brexit no impactará en el mercado doméstico de business travel, mientras que un 67% considera que no impactará en los viajes de empresa a nivel europeo. La radiografía cambia si hablamos del caso concreto de Reino Unido, pues el 17% de las empresas británicas prevé un descenso del gasto en business travel en el resto de Europa.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 114,57 -0,10 -0,08%
FRA 29,78 +0,22 +0,73%
ITA 162,24 +0,44 +0,27%
GRE 523,10 +1,04 +0,20%
POR 235,04 -0,93 -0,40%

Ecotrader



Evasión

Pizza 'al gusto' de Amancio Ortega

Pizza 'al gusto' de Amancio Ortega



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens