Telecomunicaciones y tecnología

La argentina Aivo llega a España como primer destino de su expansión europea

Madrid, 27 may (EFE).- La compañía argentina Aivo, especializada en soluciones de atención al cliente con inteligencia artificial, acaba de desembarcar en España como primer destino de su expansión europea y con la previsión de incrementar en 2018 sus ingresos entre un 150-200 % a nivel global.

"Estamos creciendo en todo lados. De hecho estamos creciendo un 8-10 % por mes", ha asegurado su fundador, Martin Frascaroli, en una entrevista con Efe en la nueva oficina en Madrid, aunque sin precisar a cuánto asciende la cifra de negocio de su compañía, que opera ya en 43 países.

El empresario, que ha integrado en varias ocasiones listas de emprendedores de menos de 35 años o emergentes, ha estimado que "la aportación de España este año no va a ser sorprendente" y se situará en torno al 10-15 % de la cifra de negocio global, porque se dirigen al mercado corporativo y eso "tiene sus tiempos".

De cara a 2019 Frascaroli sí prevé que la contribución de nuestro país, desde donde van a llegar también el mercado europeo, "sea más representativa" y se sitúe en torno al 20-30 % "y creciendo".

España, no obstante, no es el único país europeo en el que quiere estar Aivo este año, ya que la firma, que ha desarrollado asistentes virtuales, robots conversacionales ("chatbots") y otras soluciones de atención al público en castellano, portugués e inglés, también planea expandirse a Portugal y el Reino Unido.

El siguiente paso es incorporar nuevos idiomas, por lo que no descartan expandirse a otros países, como Francia o Italia.

En Latinoamérica, con oficinas físicas en Buenos Aires, Sao Paulo, Bogotá y Ciudad de México, no hay planes de expansión, pero sin en EE.UU., donde la firma ya cuenta con sede en San Francisco.

La compañía, de la que Frascaroli es el principal accionista con una participación de en torno al 70 %, llevó a cabo dos rondas de financiación, en 2012 y 2016, que sumaron al proyecto accionistas como el propietario de MercadoLibre, y no descarta acometer una tercera.

"Estamos con un proceso de expansión muy agresiva y, a lo mejor, decida levantar una tercera ronda, pero todavía no lo sé", ha indicado.

La compañía, que nació en 2012, cuenta con 120 clientes, entre ellos Telefónica en Argentina y México y BBVA en Argentina, además de Visa, Sony, General Motors o Uber.

"Es como que hicimos algo inverso. Tenemos varios clientes que tienen la casa en España. Empezamos con ellos en varios países en Latinoamérica y ahora volvemos a su hogar", ha destacado el fundador de Aivo, que está en conversaciones con esas firmas para trabajar también para ellas en nuestro país, donde aún no tienen clientes.

Ha reconocido que el Reglamento General de Protección de Datos, desde este viernes de obligado cumplimiento en toda Europa, ha sido "un gran desafío" en su expansión hacia Europa y ha expresado su preocupación porque la nueva norma pueda "impactarles en tráfico", porque algunos usuarios decidan no autorizar el consentimiento.

A su juicio, la atención al público en España es "muy burocrática" y demasiado basada en la atención telefónica, a pesar de que "aquí la gente no habla por teléfono", sino que está todo el día en WhatsApp", el canal, a su juicio, que deben cuidar las empresas.

"WhatsApp para mí va a ser el 'killer' de la telefonía. Y aunque Facebook Messenger (la plataforma de mensajería de Facebook) no sea el canal más sexy del momento, las compañías deberían tomarlo como prueba piloto para prepararse para WhatsApp, porque el día que salga WhastsApp, todas las compañías van a querer hace todo en el ultimo momento y van a fallar", ha opinado.

"La verdad es que acá va a ser algo realmente disruptivo, porque todo el mundo usa WhatsApp todo el día, mucho más que el teléfono. El servicio de atención al cliente tiene que estar preparado para atender texto, emojis, y mensajitos de voz, porque vos vas a mandar un mensajito de voz, ¿o te piensas que vas a escribir todo?", ha añadido.

Pese a la expansión de asistentes virtuales y "chatbots", Frascaroli cree que el empleo de teleoperador no va a desaparecer, porque "hay cuestiones que hoy por hoy y por mucho tiempo necesitan de una persona", sobre todo para cuestiones de complejidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias