Tecnología

Snap cotiza en mínimos históricos tras la salida de su jefe de estrategia

Fachada de Wall Street el día en que Snap salió a bolsa. Foto: Efe.

La matriz de la aplicación de mensajería Snapchat, Snap, arrancó la semana cotizando en mínimos históricos, hasta los 9,55 dólares por acción, después de que su jefe de estrategia, Imran Khan, haya anunciado que abandona la compañía para buscar "nuevas oportunidades". Algunos medios americanos, como Techcrunch, apuntan a que empezará su propio fondo de inversión.

Khan informó a la empresa de su salida el pasado 6 de septiembre, aunque aún no hay fecha para su partida. De hecho, permanecerá en el cargo para facilitar la transición en el puesto.

Sin embargo, los inversores no se han tomado bien la marcha de uno de los cargos de mayor responsabilidad de la empresa. Así, las acciones llegaron a caer un 3,8%, llevando los títulos hasta los 9,55 dólares por título. Repuntó ligeramente al cierre de la sesión hasta los 9,74 dólares, con una caída del 1,91%.

Snap afirmó en un comunicado que la salida "no está relacionada con ningún desacuerdo sobre cualquier aspecto relacionado con la contabilidad, estrategia, dirección, operaciones, políticas o prácticas (financieras o de otro tipo)".

Snap empezó a cotizar en marzo de 2017 a un precio de 17 dólares por título, y en su primera jornada subió un 44% hasta los 24,48 dólares. Sin embargo, tras las primeras fechas, los títulos de la compañía han tenido un camino descendente.

En los últimos tiempos, la empresa ha sufrido la desconfianza de los inversores después de que el rediseño de la aplicación de mensajería no haya convencido a sus usuarios - como a Kylie Jenner, del clan de las Kardashian, quien lo criticó públicamente a través de Twitter hundiendo a la compañía en bolsa. De hecho, perdió un 2% de sus usuarios entre el primer y el segundo trimestre de 2018, lo que supone 3 millones de usuarios diarios únicos activos menos.

Los nuevos recelos de los legisladores estadounidenses hacia el uso de los datos de los usuarios tampoco facilitan el camino de Snapchat. El Congreso de Estados Unidos llamó a declarar la semana pasada a algunas de las principales tecnológicas - Facebook, Twitter y Alphabet (Google) - en relación con la posible injerencia extranjera en las elecciones estadounidenses. Pero algunos analistas temen que la Unión Europea haya marcado el camino hacia la restricción del uso de datos personales con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), mucho más protector que las normativas de EEUU en la actualidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.