Tecnología

Más allá de la fibra óptica: la fibra oscura mueve en España más de 165 millones al año

  • Las redes alternativas son claves en el negocio de las telecomunicaciones
Imagen: Dreamstime.

Los operadores de telecomunicaciones presumen del despliegue de fibra óptica en España, líder en Europa, pero a la sombra de los grandes titulares, hay otras redes de lo que se conoce como fibra oscura, cuyo alquiler en el mercado mayorista mueve al año más de 165 millones de euros.

Esta cifra puede parecer menor en un sector con unos ingresos anuales -según los datos a cierre de 2016- de más de 33.000 millones, más de 8.000 de ellos en servicios mayoristas, pero lo cierto es que esas otras redes de fibra son claves en el negocio de las telecomunicaciones en España. 

La fibra oscura, como su nombre indica, es fibra sin luz, tendida sobre el terreno, pero sin uso, algo así como una carretera construida y asfaltada pero sin tráfico, y para iluminarla hay que instalar equipos electrónicos de transmisión en ambos extremos. Los propietarios de estas redes alquilan en el mercado mayorista su fibra sin luz y son los clientes los que se encargan de instalar los equipos para enviar datos, voz o vídeos.

Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el principal actor en este mercado es Red Eléctrica, que, a través de Reintel, cuenta con más de 33.000 kilómetros de fibra sobre la red de transporte del sistema eléctrico y la red ferroviaria, ya que se quedó en 2014 con los derechos de uso y gestión de la red de ADIF por un plazo de 20 años.

Facturación ascendente

En 2017, Reintel facturó 85,1 millones, aproximadamente un millón más que el año anterior, con lo que, según los datos de la CNMC a cierre de 2016 (165,27 millones), los últimos disponibles, la compañía de Red Eléctrica contaría con una cuota por ingresos superior al 50 % (52 % en 2016).

Otro actor relevante es Ufinet (creada por Unión Fenosa en 1998 y que salió del grupo Gas Natural Fenosa en 2014), que cuenta con una red de fibra óptica de más de 17.650 kilómetros en España y que ha cobrado notoriedad tras la alianza que acaba de anunciar con MásMóvil para reforzar su red de fibra.

También oferta su fibra oscura en el mercado mayorista Iberdrola, que cuenta con alrededor de 13.000 kilómetros de fibra óptica operativa en sus infraestructuras de distribución eléctrica. Según fuentes de la compañía, su red de fibra óptica es una infraestructura "crítica y necesaria" desde el punto de vista de la disponibilidad y fiabilidad de su red eléctrica y, por tanto, de la prestación del servicio, pero alquila capacidad excedentaria a terceras empresas.

Entre de los actores destacados por la CNMC es Xarxa Oberta de Cataluña (XOC), con una red de fibra óptica -no toda oscura- de 3.293 kilómetros y presente sólo en Cataluña, en todas sus comarcas. XOC nació para proveer conectividad a las sedes de la Generalitat, pero pone a disposición del mercado mayorista el excedente de capacidad de red en esta comunidad y cuenta entre sus clientes a operadores como Vodafone, Orange y Adamo, han explicado fuentes de la empresa. También alquila fibra oscura Correos (con una red de fibra óptica de 2.974 kilómetros).

¿Quién son los 'inquilinos' de la fibra oscura?

Eso en cuanto a los grandes "caseros" de fibra oscura en España, porque si se habla de "inquilinos" hay que citar a administraciones y empresas y, por supuesto, a operadores de telecomunicaciones como Vodafone, Orange o MásMóvil que recurren a ella para cubrir los tramos de su red a los que no llegan con su propio despliegue.

En algunos casos, hasta el 50 % de las redes de agregación (donde convergen los tráficos de diferentes usuarios) y de la redes troncales (que interconecta las redes de agregación) que utilizan algunos de estos operadores procede del mercado mayorista de fibra oscura, según fuentes del sector.

Telefónica, en cambio, usa fibra propia y la que pone en el mercado mayorista para alquilar a otros operadores está ya iluminada, es decir, y por seguir con el símil de las carreteras, la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete es dueña de la autopista y de la flota de camiones.

Como operador "incumbente" -dominante en el mercado-, Telefónica tiene la obligación de dar acceso a su red de fibra a sus competidores -salvo en las 66 ciudades consideradas competitivas-, pero no a comercializar fibra oscura, un mercado, este último, liberalizado, sin precios regulados y donde rige la libre competencia.

Las ventajas para los operadores de recurrir a ese mercado mayorista es que las compañías propietarias de la fibra oscura tienen "una vocación grande de neutralidad" y su negocio no compite con el suyo, además de que los contratos suelen ser "a muy largo plazo", de 15 años en adelante, explica un experto del sector. Y pueden elegir por qué solución tecnológica de transmisión optan, es decir, decidir qué camiones circulan por la carretera que han alquilado y a qué velocidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.