Tecnología

Razer Huntsman Elite, velocidad y fiabilidad en un teclado único

  • Apuesta por tecnología optomecánica para disparar el rendimiento de uso

Un antes y un después a la hora de teclear. Así se siente la primera al usar por primera vez el Huntsman Elite, el último teclado mecánico lanzado por Razer. Una auténtica apuesta para dotar tanto a los jugadores de esports como a los usuarios en general de una mejor relación con su ordenador con una alta respuesta a cualquier movimiento.

El teclado de la compañía especializada en estilo de vida para gamers es el culmen de años de investigación y desarrollo para saber cómo mejorar la experiencia de teclear, no sólo a toda velocidad, sino de lograr al mismo tiempo una precisión y comodidad pocas veces vista.

Para lograrlo, Razer ha optado por montar switches optomecánicos. Es decir, cada tecla cuenta con un sensor óptico ligero dentro del cuerpo del switch, con lo que al pulsar una tecla, se activa un receptor a través de una señal luminosa, que acciona el comando del switch. De este modo, el teclado no espera a notar el impacto del dedo sobre el pulsador, sino que se acciona por la luz. Asimismo, necesita menor fuerza para de accionamiento para realizar las acciones que requiera el usuario.

La combinación del sistema óptico con la integración en un teclado mecánico hace que la sensación al desenvolverse en el Huntsman Elite sea tan familiar como hacerlo en un teclado mecánico de última generación, sólo que con mayor velocidad y fiabilidad. El ejemplo más claro de esta combinación es la posibiidad de poder realizar 10 pulsaciones simultáneas con protección antiinterferencias.

Este teclado híbrido logra esa sensación de familiaridad apostando apuesta por los icónicos switches de Razer mejorados con un mecanismo separado para que la pulsación se accione en el momento que se obtiene la respuesta táctil. Asimismo, Razer ha apostado por incorporar una barra estabilizadora en la parte superior del switch para garantizar que el movimiento de la tecla se mantenga nivelado y consistente.

Más allá de la comodidad y velocidad de uso del teclado, en el Huntsman Elite Razer también ha apostado por el diseño y la con accesos directos que mejoran la agilidad al desenvolverse con él.

En la parte superior derecha se encuentra un dial digital multifunción con tres teclas programables para acceder a diferentes accesos de forma directa que van desde el volumen al brillo en escasos centímetros. Esta configuración podrá guardarse en la nube de manera sencilla y se podrán guardar hasta cinco perfiles en la memoria híbrida local.

El teclado cuenta además con dos regulaciones de altura, un reposamuñecas magnético que encaja en la parte delantera del teclado y fabricado de piel sintética suave que proporciona un descanso de las muñecas agradable.

Asimismo, como ya es una de las marcas características de la compañía, tanto teclado como reposamuñecas cuentan con el sistema de iluminación personalizable Razer Chroma, con la posibilidad de poner al gusto del usuario 38 y 24 zonas customizables en teclado y reposamuñecas, respectivamente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.