Tecnología

Google introduce el código Morse en su aplicación de teclado Gboard para iOS buscando la accesibilidad

Google ha anunciado la introducción del código Morse a la aplicación Gboard para dispositivos iOS, una nueva característica que nace fruto de la colaboración con la desarrolladora Tania Finlayson, que tiene parálisis cerebral.

Google ha anunciado la introducción del código Morse a la aplicación Gboard para dispositivos iOS, una nueva característica que nace fruto de la colaboración con la desarrolladora Tania Finlayson, que tiene parálisis cerebral.

Finlayson nació con parálisis cerebral, lo que limitó su posibilidad de comunicarse con los demás. Cuando tuvo edad para aprender a leer, como ella misma explica en el blog de Google, empleó una tabla de comunicación con 200 palabras y un palo que manejaba con la cabeza. Un par de años después, aprendió mecanografía, lo que amplío sus posibilidades comunicativas.

La desarrolladora participó también en un programa para que niños que no podían hablar se comunicaran mediante código Morse, lo que permite la comunicación con los demás empleando solo dos botones, un punto y un guión. Finlayson adquirió "libertad con sus palabras" y, "por primera vez, podía hablar con comodidad".

Su experiencia le llevó a trabajar con Google para integrar el código Morse en la aplicación Gboard y ofrecer una forma de comunicación accesible. Esta característica está disponible para la aplicación de iOS desde este miércoles, y la compañía ha introducido mejoras en la versión para Android, que ya estaba disponible.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.