Tecnología

Google permite acceder a los correos de Gmail a desarrolladores y aplicaciones de terceros

Google anunció el año pasado que dejaba de leer el contenido de los correos electrónicos de sus usuarios en Gmail, una estrategia que venía utilizando para analizarlos y mostrarles publicidad relacionada. Sin embargo, ahora se ha descubierto que la compañía permite que sean terceras empresas las que accedan directamente a estos emails.

El cambio respondía a tratar de dar mayor confianza a los usuarios y a atraer clientes corporativos, pues esta estrategia publicitaria levantaba reticencias de las empresas a la hora de confiar en el servicio de correo de Google.

Ahora The Wall Street Journal ha revelado que aplicaciones de terceros sí tienen la capacidad de leer el contenido de los correos de los usuarios de Gmail. Según el medio, el gigante online permite que cientos de desarrolladores de software externos analicen las bandejas de entrada de millones de usuarios de Gmail que se registraron con éste en diferentes servicios.

Los usuarios que han usado su correo para loguearse con extensiones que brindan comparadores de precios de compra, planificadores de itinerarios de viaje automatizados u otras herramientas son los principales afectados por esta puerta trasera de Google que permite a los desarrolladores leer el contenido de los correos, según indica WSJ.

El medio explica que este escaneo se realiza de forma automatizada, pudiéndose registrar unos 100 millones de correos diarios por plataforma, aunque también en ocasiones son los propios empleados de empresas que recopila datos los que tienen accesos a estos correos electrónicos.

Google aclara que sólo afecta a usuarios que dan su consentimiento

Google por su parte ha asegurado que las compañías externas de desarrollo de software solamente pueden acceder a los correos electrónicos personales de Gmail cuando los usuarios han ofrecido su consentimiento directo y que solo da acceso a aplicaciones de terceros previamente verificadas.

La compañía de Mountain View ha recordado a través de un comunicado que sus usuarios "pueden revisar todas las aplicaciones a las que les han dado acceso y revocar el acceso si lo desean" a través de la Revisión de Seguridad de la Suite de Google.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Patxi
A Favor
En Contra

Google lee los emails desde el título pasando por los nombres de los archivos adjuntos y hasta la última letra del contenido. El resultado es que una empresa que envie a un cliente una oferta o presupuesto de un producto o servicio se encontrará con que su cliente junto al email recibe publicidad de su competencia.

Como solución hay que meter títulos neutrales tipo "comunicación de x empresa" y los textos hay que hacerlos en word y después hacer un pantallazo y enviarlos convertidos en imagen porque eso el sistema de Google no lo puede leer por ahora.

Añádase sobre fondo blanco texto en color blanco que no se vea y que hable de vuelos y alquiler de coches, y el cliente junto al email recibirá publicidad de ese tipo.

Programas para hacerlos, tipo Incredimail.

Puntuación 2
#1
Liberal
A Favor
En Contra

Nada es gratis.

El que quiera intimidad, tiene que pagar por ello.

Yo la quiero, por eso uso un iPhome

Puntuación -1
#2