Tecnología

Toyota invertirá 1.000 millones de dólares en Grab, el 'Uber' asiático

El fabricante automovilístico nipón Toyota Motor anunció hoy una inversión de 1.000 millones de dólares (850 millones de euros) en la empresa singapurense de transporte compartido Grab, para desarrollar nuevas tecnologías de movilidad.

El principal objetivo del acuerdo, que afianza la colaboración que ambas compañías iniciaron en 2017, es lograr la conectividad de toda la flota de automóviles de Grab en el sudeste de Asia, cuyos datos son almacenados en la plataforma MSPF de Toyota, y desplegar más servicios en la región, explicó la empresa en un comunicado.

Toyota y Grab contemplan, además, nuevas colaboraciones en los servicios financieros que la singapurense ofrece a sus clientes, así como en los servicios de mantenimiento de sus vehículos.

Para acelerar la toma de decisiones en torno a su asociación, el fabricante japonés anunció que un ejecutivo de Toyota se incorporará a la junta directiva de Grab y que incorporará a un miembro de la singapurense a sus ejecutivos, mientras consideran otros posibles intercambios de personal en el futuro.

Se trata de "la inversión más grande nunca hecha de un fabricante del automotor en el sector mundial de transporte compartido", apuntó por su parte Grab en otra notificación.

El cofundador y consejero delegado (CEO) de la firma singapurense, Anthony Tan, dijo estar "encantado por tener a Toyota a bordo como un socio estratégico a largo plazo" y afirmó que el nuevo acuerdo les permitirá "convertirnos en la plataforma de movilidad única en el sudeste asiático".

Colaboración desde 2017

Toyota y Grab colaboran desde agosto de 2017, cuando firmaron un acuerdo para analizar los patrones de conducción de los clientes con el objetivo de diseñar servicios en áreas como el de los seguros, los programas de financiación y el mantenimiento.

Grab, que opera plataformas de transporte compartido, entrega de alimentos y paquetería, pagos móviles y servicios financieros, cuenta con presencia en 217 ciudades de ocho países de la región.

En marzo de este año, la singapurense adquirió los activos en el sudeste asiático de su competidor directo, Uber, poniendo fin a su batalla por el dominio del sector en la región.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.