elEconomista.es

La condena del diésel espanta a sus posibles compradores

"Hace solo dos años, consideraban desinformado al cliente que entraba a un concesionario para comprar un coche de gasolina. Curiosamente, ahora ocurre justo lo contrario: se tacha de loco al que se atreve a pedir un vehículo diésel". El comercial de un concesionario Citroën resume en pocas palabras el cambio radical de tendencia que ha sufrido el mercado automovilístico en los últimos 24 meses. Y la situación promete radicalizarse en las próximas semanas tras la demonización de este tipo de automóviles por parte del Gobierno.

Copyright 2006-2018, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Gestión de consentimiento de cookies