Informalia

Todos los hombres (y mujeres) del Rey (y la Reina), en la recepción del Palacio Real

Esta recepción no es una más. El evento protocolario de la Fiesta Nacional y el encuentro del monarca con los poderes del Estado y la sociedad civil, representada a través de los invitados que la Casa de Su Majestad escoge, significaba este jueves de resaca de Puigdemont arrimarse al Estado y a la unidad nacional. Republicanos, monárquicos, izquierdistas, derechistas, periodistas, nacionalistas, empresarios, trabajadores, el Gobierno en pleno (salvo de Guindos, en Washington con el FMI), los presidentes de comunidades autónomas (menos Navarra, Cataluña y País Vasco) y demás ilustres personalidades saludaron a Felipe VI y doña Letizia en un acontecimiento marcado por la tragedia tras el accidente de avión que se ha llevado una vida. Las ausencias de los máximos representantes de las tres comunidades citadas estaban descontadas. No tanto la del único ex presidente vivo que faltó, José María Aznar, o la del líder de la formación morada, quien también faltó. Para compensar, estuvo Manuela Carmena. Corren tiempos en los que conviene la cortesía, la buena educación y por supuesto el diálogo, en el parlamento, o en los corrillos.

Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens