La sanidad privada, un imán para los inversores

8:59 - 5/04/2018
  • Los fondos de capital privado realizaron el 40% de las operaciones
Foto: Archivo

El mercado de la sanidad privada sigue despertando el apetito inversor de las compañías del sector y de los principales fondos de capital riesgo, nacionales e internacionales. Solo el año pasado registró 34 operaciones de compra, justo el doble que el año anterior, en una tendencia que tendrá continuidad este año, según los analistas. | Más noticias en la revista digital gratuita elEconomista Sanidad.

Subsectores como hospitales, residencias de ancianos o clínicas dentales acapararon buena parte de las transacciones de los dos últimos años, que también se dirigen a financiar la extensión de nuevos servicios ambulatorios. Del más de un centenar de movimientos contabilizados en los últimos cinco años, los hospitales generales y de salud mental centraron 34 transacciones, servicios ambulatorios (28), tercera edad (24) y dental (ocho).

Además de los centros de diagnóstico por imagen, laboratorios clínicos o de radioterapia, entre otros proveedores de atención sanitaria, sigue habiendo especial interés por las clínicas dentales, tanto en la entrada de nuevo capital para continuar su crecimiento como en la apertura de nuevos centros por parte de las grandes aseguradoras en busca de nuevos clientes. Ocho operaciones se volcaron el año pasado en esta área no cubierta por el sistema público de salud. El fondo Portobello Capital fue uno de los fondos más activos y la tendencia del mercado es que siga atrayendo clientes.

Otra de las tendencias apuntadas a la luz de las operaciones registradas es el renovado interés de los fondos de capital privado por la sanidad privada al protagonizar casi el 40% de las inversiones del año pasado. Inversiones, hay que recordar, que buscan revalorizar el negocio para vender con plusvalías al cabo de unos años. Borja Sangrador, analista de PwC, considera que el sector sigue siendo rentable y que "sigue habiendo un interés enorme porque está garantizada la demanda y también por las grandes sinergias derivadas de la formación de grandes grupos". Este experto apunta que se esperan movimientos en el mercado de fabricantes de tecnología médica, oftalmología, dermocosmética o salud mental, entre otros subsectores.

Una de las grandes operaciones será la venta de una participación de Gaes, prevista para septiembre u octubre. Asesorados por BBVA, los principales fondos nacionales de capital privado y algunos internacionales, además del líder mundial en este sector, Amplifon, han mostrado su interés por entrar en el capital de la cadena catalana de centros auditivos que ingresó más de 200 millones en 2016.

En los últimos años se han realizado más de un centenar de adquisiciones dentro de un sector privado que acumula importantes crecimientos durante este lustro. Esta expansión del sector corre paralela a las dificultades financieras y la desinversión pública en el Sistema Nacional de Salud, que se ha traducido en un fuerte deterioro de los tiempos de espera, entre otros indicadores de calidad asistencial y de satisfacción personal del paciente. "El deterioro de la calidad de la sanidad pública ha generado, sin duda, una mayor demanda por el mercado privado que se ha traducido en un aumento de pólizas", explica el analista de PwC.

El crecimiento del número de asegurados en el sector sanitario privado no encuentra techo de momento, impulsado también por el aumento de la renta y la creación de empleo. Si España contaba en 2016 con 7,8 millones de asegurados en el ámbito de salud, hoy son ya 8,2 millones, según los últimos datos de Unespa. En total, superan los diez millones de personas si se suman los dos millones de funcionarios que disfrutan de cobertura sanitaria del modelo de mutualismo administrativo o, lo que es lo mismo, el 21,3 de la población dispone de una póliza privada en un país con un SNS de cobertura sanitaria universal financiada a cargo de los impuestos generales.

Movimientos entre hospitales

El comportamiento del sector asegurador como reflejo de la demanda de una población más envejecida y preocupada por su salud que está recuperando los niveles de renta perdidos durante la gran crisis económica es uno de los motores que alimentan el apetito de los inversores por el sector salud. "La demanda sanitaria no va a parar de crecer", aseguró el consejero delegado de SegurCaixa Adeslas, Javier Murillo, durante la presentación de resultados de la compañía, donde el ramo de salud registró un alza del 6,4%, más de dos puntos por encima del mercado asegurador, en un entorno de gran competencia.

Pero en este subsector de hospitales y clínicas privadas se siguen produciendo movimientos. Grupos como Vithas, que compró el año pasado el conglomerado de hospitales de Nisa por 153 millones de euros, así como Clínicas Rincón, o HM Hospitales, lanzado en su expansión fuera de la Comunidad de Madrid en Galicia o Barcelona especialmente, son dos de los actores principales en el último ejercicio que se encuentran en una posición de compra y crecimiento inorgánico para competir en este mercado y aprovechar las economías de escala que genera el tamaño en el caso de compras, inversión en equipos o negociación de tarifas con aseguradoras, recuerda Sangrador.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 3

#1
05-04-2018 / 10:36
Todo es una basura
Puntuación 2

Los buitres sobrevolando la carroña invaden este país.

¿Es este el estado de derecho que tanto cacarean los inútiles que todos los meses ganan un pastón?. Si eso es así, como se está viendo, ¡váyanse todos a la put* mierd*!.

#2
05-04-2018 / 10:42
Normal queremos curarnos, no morir
Puntuación 0

Lógico. Todos sabemos que entrar en un hospital público es como ser sentenciado al corredor de la muerte. La gente ahorra lo que sea con tal de ser atendido por un médico de verdad y no un funcionario del corredor de la muerte público al que sólo le importan sus privilegios, no trabajar, quejarse de lo poco que gana y que no estudió desde que aprobó la oposición.

#3
05-04-2018 / 11:29
M
Puntuación 0

Debe ser Amador Rivas el que se quiso comprar una burra que es un imán de chochetes.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 68,16 -0,45 -0,66%
FRA 21,59 -0,14 -0,62%
ITA 118,24 -0,29 -0,24%
GRE 346,67 +0,37 +0,11%
POR 108,19 +0,37 +0,34%

Ecotrader



Evasión

El perrito caliente de langosta

El perrito caliente de langosta



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens