225250

Justicia define como deben convocar los registradores las juntas generales de las sociedades

  • El registrador podrá cambiar la web de proveedor si hay resistencia a publicar la convocatoria

El registrador mercantil podrá autorizar al solicitante de una convocatoria de junta general el traslado de la página web a otro proveedor de servicios cuando el administrador social haya dimitido y no colabore y, además, el administrador de la web no coopere, actúe indebidamente o demore la publicación del anuncio de convocatoria.

Así se determina en la respuesta de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN), de 20 de noviembre de 2015, a una cuestión planteada por el Registro Mercantil de Madrid (RMM) sobre el modo de actuar en los supuestos en que debe hacerse la convocatoria en la página web de la sociedad en aplicación del artículo 173.1 de la Ley de Sociedades de Capital, o si, por previsión estatutaria, ha de hacerse por comunicación individual a los socios.

Perjuicios causados

Los registradores alegan que, en algunos casos, resulta imposible al solicitante acceder a la web para insertar en ella la convocatoria registral u obtener la relación y el domicilio de los socios para hacer la comunicación individual.

Además del cambio de proveedor, el administrador de la web podrá incurrir en responsabilidad por los perjuicios causados o por el incumplimiento de las obligaciones impuestas en la Ley al prestador de servicios por el deber de colaboración con autoridad pública, en cuanto a los contenidos alojados.

No obstante, para que estas actuaciones sean posibles es preciso que esté prevista en estatutos la inserción de la convocatoria de junta general mediante la inserción de anuncios en el sitio web de la sociedad, siempre que la creación y dirección web estén inscritas en el Registro Mercantil, el registrador convocará por este medio.

Sistema de actuación

Determina también el centro directivo que los registradores mercantiles seguirán el procedimiento para el nombramiento de expertos y de auditores de cuentas como procedimiento para la convocatoria de juntas generales, regulado en el artículo 338 y siguientes del Reglamento del Registro Mercantil.

Muy especialmente -establece la resolución de la DGRN- que para permitir al empresario o a la sociedad formular su oposición, lo establecido en cuanto auditores en el artículo 350, sobre un trámite por escrito de audiencia, sin relevancia contenciosa.

El centro directivo reconoce que existe en la actualidad una falta de remisión expresa al Reglamento del Registro Mercantil (RRM) en los supuestos de convocatoria de junta por el registrador o en la separación y sustitución de liquidadores. Por ello, la califica de "omisión salvable" y estima que "mientras no se dicte un nuevo RRM habrá que aplicar las reglas de procedimiento registral que por su función y naturaleza sean idóneas".

Indica, además, que en primer lugar se aplicará el procedimiento previsto para los auditores. Y como medida supletoria en lo no previsto, se recurrirá primero al procedimiento de nombramiento de expertos independientes. En segundo lugar, se acudirá al procedimiento común e hipotecario. Y en tercer grado se atendrá a la legislación del procedimiento administrativo común.

Traslado de la solicitud

El registrador no deberá dar traslado a los socios de la solicitud de junta presentada por otras de ellos, por muy interesados que puedan estar en el procedimiento, "ya que se supone que el administrador representa el interés de la sociedad". No obstante, los socios, acreditada su condición, podrán comparecer a su costa en el expediente como interesados, porque tal derecho se reconoce tanto en la Ley de Jurisdicción Voluntaria como en la de Procedimiento Administrativo.

En el caso de que el cargo de administrador esté caducado o haya dimitido, se practicará la notificación al propio administrador cuando exista una prórroga legal hasta la celebración de la próxima junta. Si no existiese esta prórroga, la Ley no exime al administrador de seguir realizando sus funciones hasta el nombramiento de quien haya de sucederle.

Además, la Ley de Sociedades de Capital recoge el principio de conservación de la empresa, que impide paralizar la sociedad por imposibilidad de actuación de los órganos sociales. Si aun así, no tiene éxito la notificación, el registrador actuará de acuerdo con la legislación administrativa mediante inserción en el Tablón Edictal del BOE.

Dice la DGRN en su contestación al Registro Mercantil de Madrid, que el registrador deberá requerir al administrador social para que colabore en la entrega de la lista de socios y que puedan realizarse las comunicaciones a los socios legitimados bajo apercibimiento de la responsabilidad civil o criminal en que pudieran incurrir en caso de no cooperar con la autoridad competente.

Si hay falta de cooperación del administrador o de quien fuere, o fallecimiento o imposibilidad de localizar a quienes custodian los libros, el registrador nombrará un presidente que presida la junta y realice las gestiones necesarias para conocer la identidad de los socios.

Además, no se necesita auxilio judicial para la ejecución impropia de la inscripción que deba practicarse en la hoja abierta de la sociedad.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias



Comentarios 0






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 110,35 -1,21 -1,09%
FRA 32,41 +0,77 +2,43%
ITA 134,62 -3,88 -2,80%
GRE 420,96 -30,56 -6,77%
POR 150,33 -2,08 -1,37%

Ecotrader



Evasión

Los Pueblos más Bonitos del país

Los Pueblos más Bonitos del país



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens