Política

Casado exige a Sánchez que no ceda al chantaje de quienes le apoyaron en la moción

  • Respuesta en relación con el traslado de presos de ETA

El presidente del PP, Pablo Casado, dejó claro este jueves que los populares se opondrán "frontalmente" al acercamiento de presos de ETA al País Vasco, ya que "no han pedido perdón a las víctimas".

Así se pronunció Casado, en declaraciones a los periodistas en Santa Pola (Alicante), después de que el Gobierno haya permitido el traslado de los presos de ETA Olga Sanz y Javier Moreno a Basauri (Vizcaya).

El líder del PP subrayó que su partido no apoyará esta política antiterrorista y adelantó su "oposición frontal" al acercamiento de presos de ETA, ya que, indicó, "no han pedido perdón a las víctimas".

A su vez, consideró "muy lamentable" que el expresidente del PP vasco Carlos Iturgaiz –cuyo asesinato planearon los etarras acercados- haya tenido que dirigirse al ministro del Interior para recordarle que "no le han pedido perdón". 

Casado utilizó la liberación de 'Santi Potros' para confirmar que "no toleraremos ningún homenaje", y menos a un "criminal sanguinario que mató sin arrepentimiento a 38 personas y mostró su chulería en los juicios". Esto le sirvió para exigir al Gobierno que sea "leal" en materia antiterrorista y "no ceda al chantaje de quienes le apoyaron en la moción de censura".

Se preguntó si el acercamiento de estos dos presos de ETA será una "excepción" o una política consolidada. En caso de que haya nuevos acercamientos, dijo Casado, el PP "no los aceptará".

Por último, presumió de que ETA fue derrotada por la democracia "sin ceder nada a cambio" y adelantó que el PP tiene como "pilar fundamental" la defensa de las víctimas del terrorismo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.