Política

Garrido se libra de la querella tras llegar a un acuerdo con el filtrador del caso máster

  • Acusó al profesor Salvador Perelló de actuar como los "psicópatas"
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. Foto: Efe

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y el profesor Salvador Perelló, supuesto filtrador de la información relacionada con el máster de la expresidenta Cristina Cifuentes, han alcanzado un acuerdo que evita una posterior querella, después de que el primero insinuara que el docente había actuado como un "psicópata".

Así lo han señalado fuentes jurídicas, que no han entrado a detallar dicho acuerdo, después del acto de conciliación que se ha celebrado este jueves en el Juzgado de Instrucción número 60 de Madrid, donde ha acudido el profesor pero no Garrido, que se encuentra en el Pleno de la Asamblea de Madrid.

Garrido culpó a Perelló de urdir el asunto "con acceso delictivo" al sistema informático de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), declaraciones que realizó en el seno de la Convención Nacional del PP en Sevilla en plena polémica por los estudios de Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Tras estas, Perelló remitió en abril por medio de su abogado un burofax a Garrido, por entonces consejero de Presidencia y Justicia, en el que le reclamaba una rectificación pública de estas declaraciones, al entender que le acusó de un presunto delito de revelación de secretos y de descubrimiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Aristòtil el jove
A Favor
En Contra

Solo faltaba eso, que dijera que Salvador Perelló ha actuado como u psicópata, por destapar a Cifuentes.

Este Garrido, de qué parte está: de la verdad o de la mentira?

Porque si se pone de parte de la mentira, no es digno de permanecer como presidente de la Comunidad de Madrid.

Dar apoyo a un falsario, lo convierte en indigno de cargo público. Es ponerse del lado del delincuente.

Puntuación 0
#1