Política

La histórica del PSC Teresa Cunillera será la delegada del Gobierno en Cataluña

  • Sustituye a Millo (PP), delegado de Gobierno durante la aplicación del 155
Teresa Cunillera. Captura televisiva: TV3

La exdiputada del PSC en el Congreso de los Diputados Teresa Cunillera se perfila como nueva delegada del Gobierno en Cataluña en sustitución de Enric Millo. Según han explicado fuentes socialistas, Cunillera será previsiblemente nombrada en el Consejo de Ministros de este viernes. Sánchez sitúa a un 'enemigo' de Díaz como delegado del Gobierno en Andalucía.

Cunillera (Lleida, 1951) fue la representante del PSC en la Comisión Gestora del PSOE que pilotó el partido hasta la reelección de Pedro Sánchez como secretario general.

Entró en 1982 como diputada en el Congreso, una responsabilidad que asumió casi ininterrumpidamente hasta 2015, y fue vicepresidenta de la Cámara entre 2008 y 2011: cuenta con una nutrida trayectoria en Madrid y siempre ha sido una figura se enlace entre el PSC y el PSOE.

Cunillera también ha sido directora del Gabinete del ministro de Relaciones con las Cortes y asesora en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno. El cargo que ocupará ahora será fundamental en las relaciones del nuevo Ejecutivo con el Govern catalán.

Defendió el 'no' a Rajoy

La histórica socialista fue una de las firmes defensores del 'no' del PSC a la investidura de Mariano Rajoy, un posicionamiento que implicó una crisis de relación entre los socialistas catalanes y el PSOE que finalmente fue reconducida.

En Cataluña, Cunillera es cercana al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a quien apoyó frente a Núria Parlon en las últimas primarias que celebró el partido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.