El nacionalismo vasco, pendiente de Cataluña: ¿habrá un segundo frente independentista?

8:35 - 12/10/2017
Foto: Pixabay.

El exlehendakari Carlos Garaikoetxea confesaba en una entrevista a Guztiak, un libro sobre el final de ETA, que el PNV contemplaban atónitos lo que pasaba en Cataluña. Él, que militó durante años en las filas nacionalistas y hoy forma parte de la coalición de EH Bildu, conoce bien el motivo de la sorpresa: PNV y Convergència han sido formaciones hermanas, parte de un nacionalismo moderado de corte conservador que batallaba por cierta autonomía a través de su capacidad de influencia en el Congreso.

Cuando Artur Mas decidió romper la baraja lo hizo en todos los sentidos. No sólo acabó por dinamitar CiU, una coalición que había durado años, sino también reubicó políticamente a su propia formación. Es más, reubicó el debate político catalán: eligió hacer frente común con ERC, otra formación soberanista pero de signo ideológico contrario, por lo que la contienda dejó de ser 'izquierda contra derecha' para convertirse en 'nacionalismo catalán contra nacionalismo español'.

Las formaciones políticas no suelen vivir cambios políticos tan profundos, y menos en tan poco tiempo. Eso trae dos consecuencias: la primera, que CDC lleve años al borde de la implosión interna; la segunda, que Cataluña esté en una situación en la que nunca se ha llegado a ver Euskadi.

Así, en el País Vasco el debate independentista siempre ha sido más evidente, pero la violencia de ETA y la ilegalización de la izquierda abertzale contribuyeron a alejarlo del foco político. La mayor escalada en ese sentido fue el Plan Ibarretxe, que se aprobó con mayoría absoluta en el Parlamento Vasco y fue tumbado en el Congreso. Y ahí, sorprendentemente, acabó todo.

Ahí reside la gran diferencia con Cataluña: aquel PNV, el más soberanista de la historia reciente, se plegó a la legislación nacional y cejó en su empeño cuando los representantes de todo el país se opusieron. Puigdemont y sus socios, por su parte, han llevado a cabo el camino contrario: han pasado años pidiendo competencias al Estado para poner en marcha su plan, y al no obtenerlas han apelado al derecho a decidir como arma. La idea es que no sea toda España la que decida sobre el devenir de Cataluña, sino que sean sólo los catalanes quienes lo hagan. Y ahí se ha dado la ruptura con la legalidad y se ha generado el conflicto.

Esa sería la explicación más o menos sencilla de las diferencias entre los procesos nacionalistas vasco y catalán. La pregunta, sin embargo, es si la situación en Cataluña no podría cambiar el devenir de los acontecimientos en lo que respecta al País Vasco y abrir un segundo frente para el Gobierno que acabara por desestabilizar la situación.

¿Puede reactivarse el independentismo vasco?

Lo de Cataluña ha sorprendido a muchos por el giro de Convergència, pero no por las posiciones de ERC o las CUP. A fin de cuentas, Esquerra participó dos veces del Govern y acabó votando en contra del Estatut de 2005, el que tumbó el Constitucional, porque no satisfacía sus pretensiones. El independentismo no era un tema tabú en Cataluña, sino simplemente menor: apenas el 10% de la población defendía esas posiciones hace unos quince años.

En Euskadi la situación era diferente: no es que el independentismo fuera un tabú, sino que el debate político no era sólo político porque dos cuestiones lo empañaban. Por una parte, el hecho de que la izquierda abertzale –la única fuerza independentista del espectro vasco- estuviera ilegalizada; por otra, más evidente, que ETA siguiera activa y matando.

Ahora la situación es distinta: la izquierda abertzale regresó hace seis años a las instituciones, y participa con normalidad de ellas, habiendo ganado importantes alcaldías, diputaciones y hasta escaños en el Congreso y el Senado. ETA lleva casi el mismo tiempo inactiva, y más aún sin matar ni actuar. La política, por fin, ha vuelto a Euskadi. Sin embargo ha habido otros cambios importantes, como el surgimiento de Podemos.

En un sentido práctico podría decirse que la alineación de CDC y ERC en Cataluña sería comparable a la alineación entre PNV y EH Bildu. Ideológicamente son polos irreconciliables, pero en la lógica 'nacional' podrían encajar. No ahora, claro, pero sí con otras versiones más duras del PNV, como aquel que puso en marcha el 'Plan Ibarretxe'. Urkullu, sin embargo, no es Ibarretxe, ni Egibar. Y los representantes vascos de la vía nacionalista institucional no son capaces de sentarse a negociar con los antisistema de las CUP en su (más o menos) versión vasca.

De la unión de CDC y ERC resulta una mayoría importante, pero insuficiente si se moviliza al sector (llamémosle) españolista. Hay en medio una vía que ambos lados necesitan sumar para inclinar la balanza: tanto la visión federalista del PSOE como la reformista de Podemos. En Cataluña el PSC se ha colocado inequívocamente del lado estatal (e igualmente sucedería en Euskadi), mientras que Podemos se ha fracturado en ambas direcciones.

A diferencia de lo que sucede en Cataluña, en Euskadi el debate nacionalista (en sus distintas gradaciones) se divide entre tres grandes fuerzas que juntas, ahí sí, sumarían una mayoría abrumadora hoy en día. Pero no están por la labor. El PNV ha vuelto a la lehendakaritza gracias a que el voto nacionalista de izquierda se ha dividido entre EH Bildu, que recoje a los independentistas más radicales, y Podemos, que recoge a una masa importante de izquierdistas no necesariamente nacionalistas y gente que votó a Bildu en ocasiones anteriores por su vuelta a las instituciones pero que no necesariamente apoyan sus postulados. En esa tríada está la clave.

El PNV vive preso de su dicotomía: iba a apoyar los Presupuestos del PP en el Congreso, pero debe vigilar a sus rivales internos. Lo primero iba a hacerlo a cambio de ventajas estratégicas, como llevarse el mérito por el acercamiento de presos a las cárceles vascas. Eso, que sería una victoria frente a EH Bildu, ahora peligra porque apoyar al PP tras su gestión de la cuestión catalana dotaría a sus rivales de un poderoso argumento.

EH Bildu por su parte combate desde hace dos años contra Podemos por un electorado fronterizo. Radicalizar sus posturas lo pone en riesgo, pero afecta a sus bases; relajarse da alas al PNV. Mientras, acompañan y aplauden al soberanismo catalán y lo señalan como el camino a seguir. Arnaldo Otegi hablaba hace unos días de la vía confederal como opción para la independencia. Para ellos es tremendamente complicado convertirse en un partido hegemónico, como sí puede hacer ERC en Cataluña, por su legado. Pero su debate es el que es y siguen fieles a él.

La tercera pata de la mesa la compone Podemos. Es, a la vez, el freno de EH Bildu y una amenaza para el PNV. El hecho de que hayan sido capaces de ser la fuerza más votada tanto en Euskadi como en Cataluña es un serio aviso a sus rivales, aunque la polarización del debate sobre el independentismo les afecta. La 'vía Zaragoza', consistente en encabezar un polo nacionalista para hacer frente común para pedir reformas en la Constitución es si duda su mejor baza, habida cuenta de que los socialistas, sus aliados naturales, no terminan de estar por la labor.

Así las cosas, el nacionalismo vasco vive dividido entre tres realidades distintas, con tres estrategias distintas y tres visiones distintas. Unas, de hecho, niegan las otras. Mientras esa convergencia que se ha dado en Cataluña no se produzca en Euskadi, el Estado puede estar tranquilo. Sin embargo, si en algún momento la 'vía Zaragoza' tomara cuerpo Madrid tendría motivos para preocuparse: combatir en un frente puede ser difícil, pero combatir en dos puede volverse imposible.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 36

#25
12-10-2017 / 12:27
---------
Puntuación 1

cagada

nombre femenino

1

coloquial Excremento que se expulsa cada vez que se evacúa el vientre.

2

coloquial Acción torpe o equivocada.

3

coloquial Cosa mal hecha, desagradable o de poco valor.

nombre femenino/adjetivo

1

Argentina Uruguay malsonante [persona] Que es indeseable

#26
12-10-2017 / 12:42
PERPLEJIDAD
Puntuación -1

Hoy día de la HISPANIDAD, de lo hispano.

Es incomprensible que algunos renuncien a esta divisa histórica - mundial que hispanistas extranjeros ( Hugh Thomas, etc.) exaltan e incluso sanamente envidian. Según ellos, la obra maestra de la hispanidad en el mundo ha sido EL MESTIZAJE, en un mundo demasiado xenófobo.

Todavía causa mas perplejidad, que los nacionalistas vascos renuncien a algo que ellos coprotagonizaron.

Junto a andaluces, extremeños, castellanos, murcianos, etc. los vascos forjaron la hispanidad mundial. No es loable que algunos renuncien a sus obras y sus propios actos. Y menos cuando éstos han sido épicos. (J.S. El Cano).

Lo mismo que los romanos nunca renunciarían a la colonización de Hispania (una de sus joyas). Sus sucesores, los españoles, no podemos renegar de la colonización del mundo hispan

#27
12-10-2017 / 12:58
--------
Puntuación 3

El complejo de Mesías es un estado psicológico en el cual el individuo cree ser o estar destinado a ser un salvador espiritual, en algún campo de actuación específico, grupo, evento, o en torno a una determinada situación, o incluso abarcando a toda la humanidad.

Al experimentar este complejo de Mesías, el afectado alcanza su propia gloria y tiene absoluta confianza en sus capacidades y en su propio destino, así como en los efectos que su participación tendría sobre un grupo de personas o aspecto de vida. En algunos casos, el complejo de Mesías podría estar asociado a la esquizofrenia, situación en la que la persona escucha voces, y tiene alucinaciones que le convencen de que vio y/o habló con Dios, con los espíritus, con ángeles o brujas o diablos, y/o con otras personas ya fallecidas o ausentes, lo que en opinión del afectado, estas cosas confirmarían su propia mesianidad.

En los casos más graves, el afectado puede verse a sí mismo como la propia encarnación de un Dios, o como un mesías religioso-espiritual con importantes poderes trascendentes, y predestinado a salvar a la humanidad o a otorgar vida eterna a un grupo de elegidos

#28
12-10-2017 / 14:03
CHUCHI
Puntuación -1

Los nacionalismos ricos siguen con ideas de ayer y pretenden mantenerlas mas allá de cualquier consideración, no se han concienciado de que el hoy tiene muy poco que ver con todo lo anterior, de que los demás tienen capacidad para hacer lo mismo que ellos.

Claro que es mas fácil escuchar a los populistas que siguen diciendo a la tribu: sois diferentes y mejores, y los sois por méritos propios, méritos que los otros no tienen, cosa que el conjunto de la tribu interioriza y absorbe como una bendición.

Pero la realidad se impone y tarde o temprano tendrán que asimilar que además de pertenecer a su Estado de siempre, pertenecerán, si quieren sobrevivir, a estructuras mayores y mas fuertes, que a su vez diluirán los Estados, y no parece haber otra salida posible si se quiere tener capacidad suficiente para hacer frente a otros bloques, emergentes o no, que extienden su influencia a todo el globo.

Se entiende que sea difícil bajar del pedestal, pero no intentando culpar de su situación a los que se los habían de mirar desde el suelo por que nadie les había facilitado un pedestal como el suyo.

Y todos tener presente que la tribu es cultural y muy de cada uno, pero que lo que es del espíritu para el espíritu y lo demás, todos revueltos y en competencia.

#29
12-10-2017 / 14:05
Alejandro
Puntuación -4

En primer lugar quiero quejarme de los cacho parrafotes que algunos esbriben en este foro.

Desde mi punto de vista el Pais Basco estaria en su derecho de realizar un referendum para decidir su futuro, pero todos sabemos que el PP le encanta sembrar odio y hacerse el ciego con la realidad. Lo que es inadmisible es que el PP diga que los 800 heridos de Cataluña fueron un montaje.

Españoles venir a Cataluña a vivir y vereis la realidad.

#30
12-10-2017 / 14:15
Simonides
Puntuación 3

Hojala.

Y tomamos las mismas medidas.

Viven de impuestos recaudados de toda España, allí hoy no hay industria es todo chanchullo con bbva ,Iberdrola y muchos más.

Cobran casi el doble de pensiones gastan lo que quieren en etb.

Vamos valientes independizaros bueno intentarlo, hoy no tenéis las mejores cartas de la partida.

#31
12-10-2017 / 14:19
Simonides
Puntuación 1

No acuden al desfile del día de hoy , se creen superiores , eso es para los tontos de españoles.

No tienen vergüenza ya que no se atreverían hacer lo mismo en Europa son cobardes y racistas.

#32
12-10-2017 / 14:59
solo teroristas
Puntuación -2

los vascos son un pueblo de fascistas cobardes,ya lo demostraron cuando el golpe terrorista del 36,entregaban los batallones enteros alos terroristas franquistas sin pegar un solo tiro,ahora sus nietos y sus hijos,pactan con los hijos y nietos de ctiminales de guerra los presupuestos de españa

#33
12-10-2017 / 15:31
Alejandro
Puntuación -1

N 32 Eres un poquitin nazi por tu forma de generalizar a toda la poblacion Basca.

En primer lugar, los bascos fueron bombardeados por los nazis que se llevaron por delante a miles de vidas de un pueblo llamado Guernica. Este bombardeo fue idea de Franco igual que el de Barcelona y como era tan cobarde le pidio a sus amigos alemanes e italianos que hicieran su cinico plan.

#34
12-10-2017 / 18:14
solo terroristas
Puntuación -3

no todos claro,en todos sitios hay unos poquitos buenos.pero tambien como en todos sitios hay unos cuantos malos,y,lo peor de todo, muchos que no hacen nada para evitarlo

#35
12-10-2017 / 18:19
Puntuación 0

Como se puede haber pertenecido a tres partidos políticos ... 1º.Si no se tienen las ideas fijas o 2 te echan de todos los sitios3º lo que el diga

#36
12-10-2017 / 18:48
Puntuación 1

Se dice Vascongadas, no "País Vasco".

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 127,68 +5,35 +4,37%
FRA 41,79 +0,69 +1,68%
ITA 166,44 +1,93 +1,17%
GRE 515,72 +4,51 +0,88%
POR 197,59 +2,58 +1,32%

Ecotrader



Evasión

Las 44 viviendas de Lagasca99

Las 44 viviendas de Lagasca99



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens