El tiempo de las cuentas

21/04/2017 - 10:57

Después de veinte meses, volvemos a tener proyecto de presupuestos. Desde el punto de vista del gasto, tener presupuestos es mucho más importante de lo que habitualmente se piensa. Efectivamente, se puede seguir funcionando con unos presupuestos prorrogados. Sin embargo, eso implica que no se pueden realizar nuevos proyectos de ningún tipo. Lo peor es que en el caso de los presupuestos de 2016, los números no cuadraban. Como los presupuestos partían de una estimación de ingresos que era pura fantasía, hubo que adelantar el cierre contable y efectuar acuerdo de no disposición por miles de millones de euros. Esto supuso recortes, y además recortes desordenados, y también incumplir flagrantemente el objetivo de déficit, que hubo que renegociar con Bruselas.

Para gestionar con algo de racionalidad, unos presupuestos son imprescindibles, especialmente para un Gobierno, como el del PP, que ya no tiene mayoría para sacar adelante un Decreto Ley de Prórroga, que permitiese adaptar unos presupuestos tan malos como los de 2016 a la realidad. Aprobar unos nuevos presupuestos no sólo es una cuestión de dar racionalidad económica, que también, sino de dar a España un mínimo de estabilidad política. Esas dos razones deberían ser suficientes para apoyar los presupuestos. De hecho, al día siguiente de conocer que Ciudadanos apoyaría los presupuestos, Standard and Poor?s mejoraba la perspectiva de España y abría la puerta a subir el ?rating? de España. Esto son buenas noticias porque a medio plazo son menores los intereses que pagaremos para financiar la deuda pública.

Además, los nuevos presupuestos de 2017 no traen recortes, ya que la inversión en educación, sanidad, servicios sociales e innovación crece respecto de 2016. Pero además, los nuevos presupuestos, a diferencia de los anteriores, tampoco traen subidas de impuestos. De hecho, en la previsión de ingresos de los presupuestos, como habíamos exigido desde Ciudadanos, desaparecen los nuevos impuestos que el Gobierno había anunciado, sobre bebidas azucaradas y también los eufemísticamente conocidos como medioambientales. Por otra parte, desde Ciudadanos también hemos conseguido que se destinen 4.087 millones de euros a los dos grandes objetivos de recuperar la clase media y comenzar a invertir en la economía del futuro.

Desde el punto de vista de la financiación, también hay cambios, que no son tan profundos como nos gustaría, pero que van en la dirección correcta. Por una parte, el Gobierno se empieza a tomar en serio la eliminación del gasto superfluo y las duplicidades. Para este fin, se habilita una partida específica para que, bajo la dirección de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), se comience a realizar una revisión integral del gasto público (Spending Review).

Por otra parte, para que sea posible no subir los impuestos a los que ya los pagan, no sólo hay que reducir burocracia y duplicidades, sino también exigir que paguen los defraudadores. Para eso, por primera vez desde 2009, se incrementan los recursos en la lucha contra el fraude. La Agencia Tributaria dispondrá de 100 millones de euros más, lo que supone un incremento del 10 por ciento, para mejorar no sólo la lucha contra el fraude, sino también la asistencia a los contribuyentes, y la colaboración con la justicia.

Desde el punto de vista fiscal, otra de las noticias que traen estos presupuestos es la estabilidad fiscal. Desde luego, nuestro sistema fiscal necesita reformas, alguna de ellas, de forma urgente. Pensemos por ejemplo, en el impuesto municipal sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, la conocida plusvalía municipal, cuya regulación ha considerado parcialmente inconstitucional por confiscatoria el Pleno del Tribunal Constitucional ya en dos ocasiones. Sin embargo, la ley de presupuestos tiene limitaciones constitucionales en la regulación de tributos. Una Ley de presupuestos no puede crear tributos, y sólo puede modificarlos si una ley tributaria sustantiva lo autoriza expresamente, lo que no es el caso de la Ley de Haciendas Locales, con respecto a una modificación en profundidad de la plusvalía inmobiliaria. En fin, habrá que adaptarse a la doctrina del Constitucional, pese a la negativa radical del PP que ya hemos comentado en estas páginas, pero habrá que elegir otro instrumento. En cualquier caso, unos presupuestos que se aprobarán con un retraso de seis meses, no son el instrumento adecuado para reformar impuestos, que los ciudadanos y empresas deberían conocer antes de que entren en vigor, normalmente el uno de enero. Por esa razón, los cambios fiscales son mínimos. De nuevo, frente a los cambios atropellados y las chapuzas de los últimos años, la estabilidad normativa de estas cuentas también supone una buena noticia.

La única novedad relevante en cuestiones fiscales es el cumplimiento del punto 89 del acuerdo de investidura con Ciudadanos, en el que establecíamos la rebaja del IVA de los espectáculos culturales en directo, es decir, teatro, música y danza, al 10 por ciento. A estos espectáculos, el Gobierno del PP, por su cuenta ha añadido los toros, que nunca habían formado parte del tipo reducido del IVA. Desde Ciudadanos también hemos exigido que en los próximos presupuestos se reduzca el IVA del cine, a lo que se comprometió formalmente el ministro portavoz Méndez de Vigo el pasado miércoles 5 en el Pleno del Congreso. En resumen, los nuevos presupuestos traen reformas limitadas, pero en la dirección correcta. Pero por encima de todo, las nuevas cuentas traen racionalidad al gasto y estabilidad normativa y fiscal, que es algo imprescindible en unos presupuestos que llegan con tanto retraso. Queda la parte más difícil, aprobarlos en las Cortes Generales y luego controlar su correcta ejecución, pero todo eso no sería posible si no hubiese habido proyecto: el tiempo de las cuentas ha comenzado.

Por Francisco de la Torre Díaz Inspector de Hacienda del Estado. Diputado de Ciudadanos. Presidente de la Comisión de Presupuestos del Congreso.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado


Iuris

Viernes, 12 de Mayo de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens