Opinión

El liderazgo intergeneracional, clave para impulsar la competitividad

Foto: Getty.

A lo largo del trabajo que hemos desarrollado desde el Observatorio Generación y Talento hemos puesto de manifiesto cómo los conceptos de Generación y Talento se han convertido en aspectos cada vez más trascendentales para fomentar la competitividad. Una herramienta que no sólo es de utilidad para las propias empresas, sino también para las personas y el país.

El año pasado, España cayó dos puestos en el ranking mundial de competitividad situándose en el puesto 34 a nivel general, por debajo de Suiza, EEUU o Singapur, los líderes indiscutibles. Sin embargo, más que entristecernos, estas cifras nos deben alentar a trabajar cada vez con más fuerza en esta materia, que como veremos, resulta de utilidad para todos los actores de la sociedad.

Convencidos de la importancia que tiene la capacidad de hacer las cosas mejor en todo ámbito, -lo que define propiamente a la competitividad-, en el Observatorio hemos trabajado arduamente para lograr este objetivo. Hemos desarrollado una serie de acciones con nuestra Red de Empresas para ayudarles a entender qué significa este concepto y cómo evoluciona de la mano de las nuevas generaciones.

En esa línea, hemos realizado un diagnóstico de la competencia generacional a través del estudio de variables como los valores, principios, circunstancias, conocimientos y habilidades de personas de todas las edades. Junto a esto, hemos analizado las herramientas de las que disponen las organizaciones para transformar los procesos de Recursos Humanos sobre la base de la gestión del talento. ¿Cómo seleccionamos y formamos a nuestro personal? ¿Cómo retenemos a los talentos? son algunas de las preguntas sobre las que les hemos invitado a reflexionar.

La globalización y la escasez de recursos ha cambiado por completo los mercados, la forma de gestionar los negocios y, por cierto, también a las personas. Estamos ante una nueva realidad sociolaboral que llega para quedarse e invita a pensar fórmulas más eficientes para gestionar a los trabajadores, sobre todo, si consideramos que en el país tenemos actualmente conviviendo cuatro o cinco generaciones al mismo tiempo y a veces, en el mismo espacio. ¡Es una diferencia de 50 años! Esta adversidad generacional pone en jaque el compromiso de las generaciones con las compañías, haciendo que resulte necesario trabajar en ello.

Conscientes de esta situación, desde el Observatorio GT hemos puesto en marcha el estudio titulado Diagnostico de la Diversidad Generacional - Talento Intergeneracional para conocer qué valor agregado aporta cada generación en la empresa y así, proporcionar a los líderes una serie de herramientas que les permitan gestionar a sus empleados adecuadamente. Todo, en pos de la competitividad. Es evidente que el know how de las organizaciones se encuentra en sus personas, pero necesitamos herramientas para transferir el conocimiento entre ellas y, al mismo tiempo, requerimos conocer, atraer y gestionar a las nuevas generaciones, que serán futuras impulsoras del cambio.

En este estudio, se pone de manifiesto la necesidad de incluir una nueva competencia la gestión de la diversidad generacional; así como también la definición y la implantación de políticas de diversidad generacional y la formación de directivos especializados en esta nueva competencia. En sus manos está ser capaces de gestionar equipos multigeneracionales e implantar modelos basados en el liderazgo inclusivo, adecuados al contexto actual y legitimados por todos los actores, sin importar su edad. Debemos tener en mente que todas las generaciones aportan conocimiento y habilidades que, puestas en común y debidamente gestionadas, pueden ayudar al liderazgo y posicionamiento de nuestra organización.

Aprender a sacar provecho del talento de cada generación de la mano de un líder eficaz ayudará a potenciar la competitividad y de esta manera, lograr beneficios que, como hemos visto, resultan provechosos para todos: organizaciones, personas y Estado. Sin duda, una fórmula win-win, donde todos ganan.

El Observatorio deja la puerta abierta a aquellas empresas que decidan abrir camino en esta materia y avanzar en el apasionante mundo de la gestión de las personas, incorporando la diversidad generacional y el talento como herramientas clave, de manera fehaciente, siendo parte del ADN de la compañía. ¡Enhorabuena!

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.