Opinión

La UE sabe resistir las tensiones internas

Foto: Reuters.

La facción del Gobierno británico proclive a un Brexit duro sufre otra baja de calado. El ministro de Exteriores, Boris Johnson, dimitió siguiendo los pasos de su colega de Gabinete, David Davis.

Estos abandonos dejan claro hasta qué punto la primera ministra, Theresa May, cede en su negociación con Bruselas, al proponer ahora un área de libre comercio de bienes con la Unión, sometida a la legislación comunitaria.

El Brexit, sin duda, hace mella en la UE, pero eso no significa que la Unión carezca de fuerza para hacer valer sus posiciones. De hecho, esa firmeza le ha permitido desactivar otras crisis recientes, como la temida formación de un Gobierno eurofóbo en Italia. Sin duda, existen graves tensiones internas, pero el proyecto europeo no perdió su capacidad de resistencia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.