Deoleo paga ya al contado el 70% de sus facturas ante las dudas sobre su viabilidad

8:30 - 21/03/2017
  • La empresa aceitera asegura que intenta conseguir así el mejor aceite
Foto de archivo

Ni a 30 ni a 60 días. Deoleo está pagando al contado el 70% de sus facturas con proveedores para evitar las dudas sobre su capacidad financiera, después de haber entrado en causa de disolución el pasado año -el patrimonio neto se situó a 31 de diciembre por debajo de la mitad del capital social- y poder conseguir así el mejor aceite posible. La empresa, propietaria de marcas como Koipe, Carbonell, Bertolli y Carapelli, adquiere el aceite para su envasado fundamentalmente en España, aunque también en otros países, como Italia, Portugal, Túnez y Grecia. | La delicada situación de la compañía.

La sobrecapacidad productiva, la fuerte subida del precio y el problema del fraude en Italia ha arrastrado a la compañía a una complicada situación financiera, que sin embargo prevé subsanar ahora con una reducción de capital, sin descartar tampoco la posibilidad de llevar a cabo una posterior ampliación, lo que se conoce como una operación acordeón. Sus ventas se redujeron un 15% al cierre del último ejercicio en 2016, pasando de 817,2 millones a 695,2 millones de euros y la empresa registró unas pérdidas de 179 millones de euros.

Tras la llegada a la empresa, a finales del año pasado, de un nuevo equipo directivo, capitaneado por la presidenta, Rosalía Portela, y el consejero delegado, Pierluigi Tosato, el grupo ha puesto en marcha varias medidas para tratar de dar un vuelco a la situación y rentabilizar cuanto antes el negocio.

Medidas

En este sentido, se ha vendido la planta de la localidad malagueña de Antequera a Dcoop, se negocia el alquiler de la de Inveruno -en las proximidades de Milán, en Italia-, se ha pactado con los sindicatos la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 65 personas -frente a las 95 previstas en un principio- y se ha registrado un deterioro patrimonial de 96,3 millones de euros, "para adecuar el balance" a su situación real. La prioridad absoluta con ello es volver cuanto antes a los beneficios.

Para la empresa, la buena noticia es que el ebitda -resultado bruto operativo- ha crecido un 30%, hasta 46,1 millones de euros, gracias a la apuesta precisamente por negocios más rentables. La compañía mantiene una deuda financiera neta, no obstante, de 533 millones, lo que supone un 1,5% por encima de la registrada en 2015.

En un reciente encuentro con los medios, tanto Portela como Tosato insistieron en que "es importante destacar que la situación de caja de la compañía es sólida, porque las pérdidas por deterioro de los activos, así como las producidas por el cambio en la normativa fiscal -se han eliminado deducciones por créditos fiscales- no suponen ningún consumo de caja". Del mismo modo, el deterioro patrimonial tampoco afecta a los parámetros de gestión del negocio que, según la empresa, "mantienen su tendencia postiva".

A partir de ahora, Deoleo se ha marcado varios objetivos estratégicos. Con el relanzamiento de sus marcas, un nuevo posicionamiento en el mercado y nuevas mezclas y variedades, el objetivo es lograr recuperar el mercado, tanto en España e Italia, superando la crisis de calidad, como en el resto de países en los que está presente, fundamentalmente en Norteamérica. Las italianas Bertolli y Carapelli seguirán siendo así dos enseñas claves en los mercados internacionales, pero el objetivo es lanzar también con fuerza Carbonell en Latinoamérica.

Presencia en 80 mercados

Actualmente, Deoleo está presente en más de 80 mercados de los cinco continentes, y además de las fábricas en España e Italia, tiene delegaciones comerciales en 15 países. La compañía destaca que además de las marcas más globales, cuenta también con otras líderes regionales, en países con un elevado potencial de crecimiento, como es el caso de la marca Fígaro en la India. "Teniendo en cuenta el potencial del mercado, y que España es el principal productor mundial de aceite de oliva, Deoleo debe jugar un papel tan relevante que, si no existiese, habría que inventarlo", aseguran en la empresa.

El aceite de oliva tiene un alto potencial de crecimiento, ya que sólo representa en volumen del 4,8% -en valor el 17,9%-, del consumo mundial de grasas vegetales, estimándose un crecimiento anual del 2,8% hasta el año 2021. "Los mercados de crecimiento están siendo principalmente países con una clase media emergente, que aspira y desea consumir grasas más saludables, y que percibe el aceite de oliva como un producto noble", asegura la empresa.

En ese sentido, la compañía que preside Portela considera que es la que cuenta con la mejor cartera de marcas del mundo, con una posición de liderazgo que alcanza una cuota del 10,5% del mercado mundial, a 7,8 puntos de distancia del segundo.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
21-03-2017 / 13:51
horizontes
Puntuación 7

Que pena de compañía !!!





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 122,39 +3,80 +3,21%
FRA 45,83 +0,63 +1,40%
ITA 180,43 +2,75 +1,55%
GRE 541,14 +19,52 +3,74%
POR 285,99 -9,96 -3,36%

Ecotrader



Evasión

Dubái, dos nuevas islas artificiales

Dubái, dos nuevas islas artificiales



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens