Todos

Ecuador cumple objetivos "sensibles" y pedirá a EE.UU. un acuerdo comercial

Quito, 18 jul (EFE).- Ecuador insistirá a EE.UU. en que se reactive el Consejo bilateral de Comercio e Inversiones (TIC) para avanzar hacia un acuerdo comercial lo antes posible, tras haber cumplido ciertos objetivos "sensibles" en materia comercial.

Así lo dijo en entrevista con Efe el ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Pablo Campana, a unos días de iniciar una nueva gira por ese país, donde se reunirá la próxima semana con su colega estadounidense, Wilbur Ross, y otros altos funcionarios de Gobierno.

"EE.UU. es el principal socio comercial como país, como bloque lo es la Unión Europea. Desde el 2014 al 2017 hemos tenido como país un decrecimiento en las exportaciones a EE.UU. de un 25 % y los EE.UU. han tenido un decrecimiento de sus exportaciones de 39 %", indica sobre la situación de las relaciones comerciales bilaterales.

Campana atribuye el descenso a que Ecuador ha perdido "competitividad", producto también de que "los países vecinos tienen un acuerdo comercial" con Washington.

Su objetivo en esta nueva gira, que le llevará a Washington, Chicago, Nueva York y Houston, es insistir en la reactivación del TIC y poder retomar las negociaciones para un acuerdo comercial que "beneficie a las dos partes".

"Es muy importante que EE.UU. considere el decrecimiento que afecta a los sectores empresariales, tanto ecuatorianos como norteamericanos, y podamos reactivar el TIC, así como empezar las negociaciones para llegar a un acuerdo comercial", dice.

Hasta que ello ocurra, Ecuador depende del Sistema de Preferencias Arancelarias estadounidense, aprobado en marzo dentro de un mejoramiento de las relaciones políticas bilaterales desde que llegó al poder, en mayo de 2017, el presidente Lenín Moreno.

Tiene vigencia hasta 2023 y para 330 productos, explica el ministro, que aspira a cerrar a mediano plazo un tratado comercial.

Preguntado por Efe sobre los obstáculos al reinicio de las negociaciones, cree que en estos momentos se trata de una mera cuestión de agenda.

"EE.UU. continúa enfocado" en la renegociación del acuerdo NAFTA o TLCAN con Canadá y México, mientras que con "Corea del Sur entiendo que tiene otras negociaciones y, (por lo tanto) no puede atender muchas negociaciones al mismo tiempo", explica.

Para su país, sin embargo, que está en pleno proceso aperturista tras diez años de proteccionismo durante el régimen de Rafael Correa, llegar a acuerdos comerciales es "una prioridad".

También darle seguimiento a las conversaciones durante la reciente visita del vicepresidente Mike Pence, en la cual Ecuador solicitó a Washington que "incluya ciertos productos que se quedaron fuera" de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga (ATPDEA).

Ecuador, que pide que se incluyan productos sin aranceles en productos derivados del acero y el aluminio, dice haber culminado "ocho temas sensibles en la relación con EE.UU.", entre ellos "los cupos de importación al Ecuador, las salvaguardias, los aranceles y la tasas aduaneras".

En paralelo a los contactos con Washington, Quito también aspira a concretar en 2019 un acuerdo similar con la Comisión Económica Eurasiática (CEE), que integran Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, Armenia y Kirguistán.

Esta última es una de sus aspiraciones tanto por tratarse de un mercado de más de 182 millones de consumidores -con el que Ecuador ya tiene una balanza comercial de mas de 1.000 millones de dólares- como por el hecho de que son economías complementarias.

El tercer frente de Campana está en la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), en la que Ecuador busca pasar de su estatus de "Estado observador" a "Estado asociado".

Antes de llegar a EE.UU. la próxima semana, pasará por Puerto Vallarta, en México, para la Cumbre Presidencial de la Alianza del Pacífico.

"Es un evento muy importante para Ecuador. Estamos trabajando para recuperar el tiempo perdido de política internacional comercial, que fue muy pobre en la administración pasada", señala el ministro, para quien el comercio exterior y las inversiones son fundamentales para sostener su dolarización, en vigor desde el año 2000.

Ecuador, explica el ministro, está "diversificando su oferta productiva exportadora y también diversificando sus mercados potenciales", y por ello busca los acuerdos con la CEE, la Alianza del Pacífico y EE.UU., aunque también le interesan con Corea del Sur, Turquía y la India.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado