Todos

Renault y el PSG firman un acuerdo de patrocinio pese a que los jugadores no lucirán los coches franceses

  • La marca ha anunciado que solo cederán sus automóviles a los técnicos
  • Ambas entidades estarán vinculadas durante los siguientes tres años
Foto: Reuters.
Madrid

El París Saint-Germain y el fabricante de automóviles Renault anunciaron el pasado jueves un contrato de patrocinio para los próximos tres años que incluye el desarrollo conjunto de campañas publicitarias en el ámbito internacional.

"Es un acuerdo muy parecido al que tiene el Real Madrid con Audi, aunque, en este caso, sólo se cederán coches al personal técnico, no a los jugadores", han explicado fuentes de Renault, quienes declinaron difundir el montante de este acuerdo.

Las dos entidades indicaron en una nota que desarrollarán campañas publicitarias de "gran envergadura" en Francia y en el ámbito internacional. Su alianza incluye el área de internet, donde el PSG cuenta con 60 millones de fans en sus cuentas de redes sociales.

"Estamos encantados con que Renault haya elegido como primer equipo para iniciarse en el mundo del fútbol al PSG", declaró Marc Armstrong, director de patrocinios del PSG, en un comunicado difundido por el club parisino y el constructor automóvil.

El director comercial de Renault, Philippe Buros, mostró su satisfacción porque la marca del rombo se asocie al PSG, que "contribuye a divulgar el esplendor de París y de Francia en el mundo".

Con este acuerdo, se suple el hueco de socio automovilístico, ya que la temporada pasada estuvo vacío al haber finalizado su acuerdo anterior con Citröen, la otra empresa del sector fabriqué en France. Renault estará por debajo de Nike, Emirates, Qatar National Bank y Ooredoo, que son los más destacados, y de beIN Sports, Eircsson y Orange.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.