Todos

El fichaje de Clément Lenglet completa el negocio de 112,4 millones del Sevilla con el Barcelona

  • Lenglet se suma a Dani Alves, Keita, Adriano, Rakitic y Aleix Vidal
  • Entre los seis el Barcelona ha pagado 129,9 millones al Sevilla
  • El club hispalense los fichó en su día por 17,5 millones de euros
Foto: Reuters.
Madrid

El Barcelona ha hecho oficial el pago de la cláusula de rescisión de Clément Lenglet al Sevilla. Una compra de 35,9 millones por la que el central francés pasa a formar parte de la disciplina blaugrana completando así un nuevo traspaso que va desde los hispalenses hacia los culés. Además de Lenglet, en los últimos diez años el Barça se ha hecho con Dani Alves, Seydou Keita, Adriano Correia, Ivan Rakitic y Aleix Vidal.

Con la incorporación del defensa galo para el plantel de Ernesto Valverde, ya son 129,9 millones de euros que desde Can Barça han ingresado en las arcas de Nervión. Pero la curiosidad se da en que el Sevilla tan sólo gastó 17,5 millones en los seis jugadores que ha traspasado, un negocio que ha reportado a las arcas de Nervión un beneficio de 112,4 millones de euros.

El primero en dar el paso fue Dani Alves. El lateral brasileño que había llegado en la temporada 2002/2003 procedente del Bahia por 550.000 euros se marchó seis años después al Camp Nou previo pago de 35,5 millones. Sin duda alguna el gran 'pelotazo' de los hispalenses pero el que más beneficio deportivo reportó a los culés.

Esa misma temporada, la entidad culé también se hizo con Seydoy Keita. El mediocentro de Mali se marchó al equipo entonces dirigido por Guardiola por 14 millones, dejando un beneficio de diez al Sevilla que se hizo con sus servicios un año antes procedente del Lens francés.

Tuvieron que pasar dos temporadas para volver a ver una transacción desde Sevilla a Barcelona. En la 2010/2011 la directiva blaugrana efectuó el pago de 9,5 millones de euros por el lateral brasileño Adriano, que había llegado a los hispalenses en 2005 desde el Coritiba por 2,1 'kilos'.

Ya con Luis Enrique en el banquillo blaugrana, en la temporada 2014/2015 el croata Ivan Rakitic llegó previo pago de 18 millones de euros. Uno de los jugadores que más rendimiento está dando a la actual plantilla y que había sido fichado por el Sevilla en 2010 por 2,5 millones desde el Schalke 04.

Hasta Lenglet la última venta de los sevillistas a los culés había sido Aleix Vidal. El carrilero fue traspasado por 17 millones en 2015 después de jugar una temporada con los de Nervión, ya que llegó el verano anterior procedente del Almería por 3 millones de euros.

Con la compra de Lenglet, el Barcleona ha cerrado un círculo de fichajes durante diez años, pero también ha supuesto el mayor pago al Sevilla. Precisamente, el defensa galo superó con su traspaso la temporada anterior lo pagado en el Sánchez Pizjuán nunca antes por un jugador que acabaría en el Camp Nou. La directiva de Pepe Castro invirtió en el Nancy 5,4 millones de euros.

Una serie de beneficios económicos que han servido para mejorar la plantilla del Sevilla, pero también para dar grandes éxitos al Barcelona y a los que buscará sumarse ahora Lenglet con el objetivo de hacerse un hueco entre los titulares de Valverde.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.