House Party, la historia del videojuego sexual y machista censurado en falso

  • La estrategia incurre en planteamientos de abuso sexual hacia las mujeres
  • El juego logró 35.000 descargas en un mes
Más noticias sobre:
Captura de una jugada de House Party.

La historia de House Party es breve. Brevísima. Se remonta a finales de junio, hace apenas cinco semanas, cuando fue lanzado en el catálogo de la mayor plataforma de juegos on line Steam. Bajo la idea gamberra de ofrecer una comedia sexual -publicitada como una "aventura de comedia porno"- House Party suscitó el interés de los usuarios.

Las expectativas se vieron más que colmadas por su contenido de alto voltaje y el boca a boca hizo lo demás, hasta lograr en un mes 35.000 descargas.

¿Qué resulta tan excitante en House Party para los usuarios? En realidad, se trata de un simulador sexual que se desarrolla dentro de una casa donde tiene lugar una fiesta llena de neumáticas mujeres y sus cabreados novios. El único objetivo es tener sexo con todas ellas, empleando cualquier estrategia y esquivando a sus novios -peleas mediante-.

Emborrachar a las chicas y amenazarlas

Entre estas estrategias, la más común es la de emborrachar a las chicas para doblegar su voluntad y meterlas en la cama. El jugador también puede obligarlas a que se quiten la ropa e incluso chantajearlas para forzarlas a la relación sexual (por ejemplo, robándoles su teléfono y amenazándolas con difundir sus fotografías si no acceden). El problema es que los personajes mujeres siempre son los objetos pasivos de la búsqueda de placer carnal y que el modo de conseguirlo flirtea sin ningún disimulo con el abuso sexual.

Este argumento, junto con las escenas explícitas de los actos sexuales, acabó con numerosas quejas y denuncias en la web de Steam, que optó el pasado 28 de julio por retirar House Party de su catálogo y pedir a los desarrolladores del estudio Eek! Games que introdujeran modificaciones concretas para volver a ofertarlo ante su arrollador éxito.

Eek! Games explicó a sus usuarios lo sucedido a través de su blog, y pidió respeto a la postura de Steam aunque también dejó claro la hipocresía en torno a esta decisión vinculada a una ideología que busca demonizar el sexo, frente a otros contenidos como la violencia extrema o el gore. El estudio aseguró que la plataforma sólo puso problemas con lo explícito de las escenas de coitos, y no con las líneas de desarrollo argumental del juego para conseguir el clímax.

Una semana después, Eek! Games anunció que House Party volvía a estar disponible en el catálogo de Steam, aunque en una versión censurada que no dejaba ver las imágenes abiertamente pornográficas. El desarrollador consideró, sin embargo, que los usuarios no quieren un videojuego censurado, por lo que puso a disposición de todos ellos desde su blog un parche para anular la censura impuesta por Steam. Es decir, la censura queda anulada para todos aquellos jugadores que deseen seguir jugando a la versión primigenia.

De esta manera, y cinco semanas después, parece que todos ganan: la plataforma Steam ofrece una imagen de responsabilidad para con los usuarios y el estudio creador de House Party consigue ser fiel a sus seguidores. ¿Todos? Casi. La imagen de la mujer que ofrece el juego como objeto apto para el abuso sexual no queda muy bien parada. ¿Pero cuándo ha importado eso a la industria del videojuego? Sólo es entretenimiento. ¿No?


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 5

#1
05-08-2017 / 17:41
Miguel Gispert
Puntuación 26

No lo conocía, gracias por la recomendación!!

#2
05-08-2017 / 19:34
Y si protestas, es que eres feminazi
Puntuación -3

Tantos estudios y tanta información para qué. Si luego lo guay es exhibirse en Instagram, juzgar a una mujer por sus tetas, tolerar e incentivar la violencia y el machismo y criticar las políticas de igualdad.

#3
05-08-2017 / 21:04
DOND
Puntuación 21

Forzar a una mujer en un videojuego = Mal

Asesinar en un videjuego = Bien

Se me hace raro lo aceptado de lo último y lo escandalizados que se ponen con lo primero.

#4
05-08-2017 / 22:44
idea
Puntuación 18

Lo que tenían que haber hecho era sacar una version para tener sexo con tios como si fueran objetos sexuales, y así nadie podria sentirse disciminado...

#5
07-08-2017 / 19:18
Paco
Puntuación -4

¿Y que esperabais? Tenemos la misma educacion sexual e igualdad de generos que Marruecos, Etiopia o Mozambique

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 1,06 -0,01 0,00%
FRA 30,18 -0,11 -0,35%
ITA 1,65 -0,01 0,00%
GRE 518,59 +1,73 +0,33%
POR 236,16 -1,51 -0,64%

Ecotrader



Evasión

La Navidad de Victoria's Secret

La Navidad de Victoria's Secret



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens