665400

El Secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha participado en la jornada empresarial "Los Nuevos Paradigmas de la Energía"

5/09/2016 - 11:34 Actualizado: 11:55 - 7/09/16
  • En la jornada, patrocinada por EY, también han participado los directivos de las principales compañías energéticas

El Economista ha organizado la jornada empresarial "Los Nuevos Paradigmas de la Energía"una jornada en la que se han analizado los aspectos más relevantes del presente y futuro del sector energético español.

La jornada empresarial "Los Nuevos Paradigmas de la Energía" se ha desarrollado este miércoles 7 de septiembre de 2016, en el Hotel InterContinental de Madrid, y ha contado con la asistencia de más de 150 personas.

Tras las palabras iniciales de Amador G. Ayora, Director de elEconomista.es, con un saluda de José Luis Perelli, Presidente de EY España, ha tenido lugar la ponencia inaugural a cargo de Alberto Nadal, Secretario de Estado de Energía.

En la mesa redonda posterior han participado Rafael Mateo, CEO de ACCIONA ENERGÍA, José Bogas, CEO de ENDESA, Rafael Vilaseca, CEO de GAS NATURAL y Josu Jon Imaz, Consejero Delegado de REPSOL, finalizando con un coloquio moderado por Rubén Esteller, Jefe de Redacción de elEconomista.es, con preguntas de los asistentes.

Durante su intervención, El CEO de Endesa, José Bogas, se ha mostrado partidario de que el Gobierno que se forme finalmente impulse un pacto de Estado de Energía que sea capaz de definir las líneas maestras del periodo de transición en el que se encuentra el sector, al tiempo que el máximo directivo de Repsol, Josu Jon Imaz, ha defendido la importancia de políticas estables sobre la materia.

Bogas ha indicado que la ausencia de Gobierno no parece estar teniendo un efecto muy significativo sobre el mercado, si bien impide el desarrollo de la normativa necesaria. "El otro día veía cómo la bolsa subía y la prima bajada cuando había más incertidumbre" política, indicó para ilustrar la relativa urgencia y restar dramatismo a la situación actual.

La ausencia de Ejecutivo puede utilizarse como "excusa para justificar por qué no se hacen las cosas que se deberían hacer", señaló, antes de subrayar la necesidad de "mejorar los hábitos" del sector eléctrico y de comparar el esfuerzo por estabilizarlo con dejar de fumar.

El sector eléctrico, indicó, se encuentra en un momento marcado por un "cambio sustancial" y debe hacer frente a las "modificaciones en el entorno", que lo están transformando. La tendencia es hacia la electrificación, los avances tecnológicos y la integración y mejora competitiva de las renovables.

Bogas citó además algunos elementos del acuerdo entre el PP y Ciudadanos que "no están mal", entre ellos la necesidad de un pacto de Estado sobre Energía o sobre la lucha contra el cambio climático, así como la "separación pendiente" de la CNMC.

En todo caso, se mostró en contra de las políticas energéticas "cortoplacistas" y de los "fantasmas" de las auditorías de costes, ya que estos análisis económicos "se hacen regularmente todos los año y se conocen".

Por su parte, Josu Jon Imaz no se pronunció sobre la formación de un nuevo Gobierno, pero sí incidió en la necesidad de aplicar políticas energéticas estables. "Mejor políticas con mucha estabilidad que una política que cambie cada cuatro o cinco años", afirmó.

El directivo se mostró partidario de una "estrategia clara" con "objetivos ambiciosos a nivel mundial" acerca de la contención de las emisiones de CO2. "Dejemos competir a las distintas tecnologías, pongámonos un precio del carbono a nivel mundial y reglas del juego, y ya competiremos", añadió.

Imaz también destacó la capacidad de Repsol para reducir sus emisiones sin subvenciones, mientras que en países europeos se subvencionan los coches eléctricos a un precio que hace más costosa la estrategia medioambiental. "¿Por qué estamos pagando mil euros por la reducción de la tonelada de CO2?, ¿o es una subvención encubierta al sector automovilístico alemán u otros?", se preguntó.

De su lado, el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, advirtió durante su intervención de los altos costes fijos del sistema eléctrico, que rondan el 90% de la factura y que, en caso de que se desarrolle de forma masiva el autoconsumo, pueden convertirse en "un problema", al elevar la factura unitaria de los consumidores tradicionales.

También se mostró partidario de una "profunda revisión" del mercado eléctrico, ya que cerca del 40% de la energía generada participante en el 'pool' "estaba subvencionada". "Hablar del mercado es una ilusión, porque los precios están artificialmente deprimidos y casi la mitad de la oferta está subvencionada", dijo.

Por su parte, el consejero delegado de Acciona Energía, Rafael Mateo, indicó que su grupo no tiene en la actualidad "ninguna urgencia" relacionada con la formación de Gobierno. "Tenemos tiempo por delante y no hace falta ahora invertir de forma masiva en nada ni desinvertir", señaló.

"Somos compañías que estamos buscando la estabilidad de nuestra actividad", al tiempo que "los mercados son sabios y entienden la situación" política actual, añadió el directivo de la empresa de renovables.

Los cuatro consejeros delegados plantearon la necesidad de poner orden en el mercado mayorista energético y en el mix para poder cumplir con los compromisos internacionales de reducción de CO2 y para ello pidieron que se ponga un precio internacional a las emisiones.

Los participantes reclamaron que el próximo Gobierno decida con claridad el nivel de garantía de suministro que considera necesario y se eliminen las medidas redundantes. Para lograrlo, la receta propuesta por Rafael Mateo pasaría por aplicar el principio de "quién contamina paga" y decidir el modelo por que se apuesta en un país que cuenta con una elevada garantía de suministro gracias a una potencia instalada de 110.000 MW para abastecer récords "ridículos" de 40.000 MW, lo que supone que se cuenta con un factor de reserva de 1,4 veces que llegaría hasta las 1,6 veces si se añade la interrumpibilidad y las interconexiones.

Acciona instó al próximo Gobierno a optar por una única medida de respaldo entre las interconexiones internacionales, los pagos por capacidad a los ciclos combinados ociosos o la interrumpibilidad para las grandes industrias. En opinión del primer ejecutivo de esta compañía, "habría que ver si la empresa privada haría interconexiones de 2.000 MW que funcionan a mitad de carga y se pagan con el diferencial de arbitrajes de precios, aunque la respuesta es no".

"El 6% de la energía que se consumió en este país en julio fue importada, como si aquí fuéramos pocos y no hablo de proteccionismo de mercado", indicó Mateo, que sentenció que "no hay que hacer políticas con la energía que no tengan sentido económico. Lo que no es necesario no hay que pagarlo" y citó como ejemplo las renovables, que ya no piden subvenciones y compiten en igualdad en los mercados mundiales.

Mateo añadió que "antes de pensar que hay que hacer en el futuro hay que dejar salir. Hay que hacer un proceso ordenado de retiro de capacidad ociosa, obsoleta y contaminante. No podemos seguir firmando subvenciones a la minería del carbón. Tenemos mucho tiempo por delante con estos márgenes de reserva".

El consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, cogió el testigo y aseguró que espera que el próximo Gobierno regule la hibernación de los ciclos combinados y reivindicó que si hubiese existido un precio del carbono se hubiesen podido reducir la cantidad de carbón utilizado en países como Polonia, Alemania o España, donde el año pasado se utilizó más por los bajos precios del carbón internacional, causados por la mayor utilización del gas en EEUU.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, se mostró partidario de que sea a través de mecanismos de mercado la regulación de los precios del carbono pero puso negro sobre blanco la paradoja existente: "Si todo son renovables, la energía valdrá cero y sólo valdrá la capacidad", También instó a que "el precio sea igual para todos. El mundo es global y competimos globalmente".

Bogas explicó que tras la ratificación del acuerdo de París de China y Estados Unidos se puede crear un mercado de CO2 a nivel mundial.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, defendió la necesidad del precio del carbono y pidió un sistema de mercado, aunque reconoció que no está resuelto. Imaz criticó el negacionismo del cambio climático de algunas grandes petroleras internacionales y aseguró que la inversión en eficiencia es una de las mejores soluciones. no obstante, considera que es un debate que tienen que llevar a cabo los poderes públicos para no trasladar costes, sino eficiencias.

Repsol, en sus cinco refinerías, ha reducido sus emisiones un 22 por ciento en un plazo de seis años pese a un aumento de la producción gracias a las inversiones tecnológicas y de eficiencia energética. "La humanidad va a ser capaz gracias a la tecnología y la ambición política de contener las emisiones de CO2". Imaz reconoció que las empresas son parte del problema, pero tienen que ser parte de la solución y defendió las medidas tomadas por ejemplo en su empresa de ahorro de agua.

A la jornada empresarial "Los Nuevos Paradigmas de la Energía" han asistido más de 150 personas y ha contado con el patrocinio de EY.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 124,29 +10,30 +9,03%
FRA 28,65 +0,67 +2,40%
ITA 170,53 +5,78 +3,51%
GRE 513,67 -6,14 -1,18%
POR 197,69 +5,27 +2,74%

Ecotrader



Evasión

Club Fajador, deporte exclusivo

Club Fajador, deporte exclusivo



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens