33043

Marissa Meyer: La cara amable de Google

José Luis de Haro
11/08/2006 - 11:13

"Está muy buena y se parece a Scarlett Johansson". "Es un ángel". Estos son algunos de los calificativos con los que los bloggers suelen referirse a la vicepresidenta de investigación y productos de Google.

Según declaraba Marissa Meyer al diario británico The Observer, no es difícil para ella ser una de las pocas mujeres que ocupan puestos de responsabilidad en Silicon Valley, donde la mayor parte de la población corporativa suelen ser bichos raros enganchados ininterrumpidamente a un ordenador. "Yo también soy uno de ellos", aseguraba Meyer. "Creo que pertenezco a un ecosistema de gente que hace cosas extrañas y apasionantes".

Esta directiva de 31 años, con un atractivo que le ayudó a liderar el club de animadoras en el instituto de su Wausau natal y con un intelecto que le permitió hacer lo propio con el club de debates, es el último eslabón que decide, de forma apolítica y mediante críticas constructivas, si un proyecto puede considerarse apto para formar parte de los servicios y aplicaciones del buscador de la red más importante del mundo. Por supuesto, Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, siempre tendrán la última palabra, pero han hecho de Meyer la mejor cazatalentos de la compañía.

La primera ingeniero femenina que puso el pie en el buscador es una adicta a lanzar nuevos servicios, rápida y frecuentemente. Para Meyer el tiempo es fundamental. Opina que los consumidores son más conscientes de la media de productos que salen al mercado que del tiempo que permanecen en el mismo. "Nadie recuerda el Libro de Sexo de Madonna o el Newton de Apple, pero son conscientes de que ambos producen continuamente algo nuevo", explicaba en el semanario Business Week. Esta forma de pensar le ha hecho perder el miedo; de ahí su debilidad por las versiones beta o aplicaciones en pruebas que Google ofrece de forma asidua en su web.

No es raro ver a Meyer correr en el gimnasio a horas poco habituales. Por algo ocupa el puesto 20 en el ranking de las personas más saludables de Google. Se acuesta a las tres de la madrugada, tras disfrutar un rato de la televisión y contestar correos electrónicos, una tarea que se le acumula a lo largo de la jornada y a la que dedica cerca de tres horas diarias.

Esta licenciada en sistemas informáticos y sistemas de símbolos por la Universidad de Standford ha sido líder de Innovación en tantas ocasiones que hasta ha querido compartir sus secretos con el resto del mundo a través de sus Nueve Conocimientos de Innovación. Este mantra le ha ayudado a ser una pieza clave del éxito de la compañía con mayor crecimiento de la historia. Entre sus reglas de oro destaca la tercera, que aconseja no contratar al mejor sino al más brillante. De ahí que ella se encargue personalmente de supervisar el currículum de cada miembro del equipo de productos de Google.

Entre su exhaustivo y agotador horario, Meyer siempre encuentra tiempo para escribir en su blog e, incluso, organizar salidas al cine para todos los miembros de la oficina. Por supuesto, también ha diseñado su propio software para lidiar con los 4.000 trabajadores que están a su cargo. Hasta la fecha, parece estar casada... con su trabajo.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 113,91 +3,58 +3,25%
FRA 28,42 +1,17 +4,30%
ITA 159,64 0,00 0,00%
GRE 513,08 +4,07 +0,80%
POR 193,97 -3,01 -1,53%

Ecotrader



Evasión

El pueblo suizo de los millonarios

El pueblo suizo de los millonarios



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens