El Ejecutivo trabaja para presentar una nueva ley este mes que regule el alquiler de los pisos turísticos. La idea del Gobierno es poner orden en un sector en el que una misma actividad está regulada por múltiples normas autonómicas y locales. 

Pero, al menos de momento, Moncloa no ha transmitido que tenga intención de instaurar un límite a lo que se cobra a los arrendatarios para impedir subidas abusivas en el mercado de los alquileres, no sólo turísticos sino también ordinarios.

Por ello, no será fácil redactar una ley que contente a todos. Se rumorea que existe una corriente muy combativa, liderada por la portavoz de EnComúPodem en el Congreso, Lucía Martín, que condiciona el apoyo a los Presupuestos en la Cámara a que se redacte una normativa restrictiva con los alquileres.

Así, dicen que "varios partidos" abogan por llegar al extremo de crear medidas que limiten legalmente las subidas que un propietario puede aplicar a sus inquilinos.

Desde Moncloa reconocen que no esperaban presiones de este tipo por la nueva ley y que ahora mismo desconocen cómo manejar una situación que amenaza con volverse conflictiva. "No será fácil, porque lo que piden supone una clara distorsión del mercado", explican desde el Ejecutivo.

Outbrain