En apenas 100 días, el Gobierno de Pedro Sánchez vive su segunda crisis, con la dimisión de la ministra Carmen Montón. El afán de Sánchez por evitarla se topó con la lógica oposición del PSOE.

Sobre el máster que Montón cursó pesan graves sospechas que van desde la irregularidad en sus calificaciones hasta el plagio en su proyecto de final de curso.

En países como Alemania, situaciones así generaron la dimisión automática de ministros. En el caso de España, además, era insostenible la incoherencia de que Montón continuara mientras a Pablo Casado se le reclaman responsabilidades por unas sospechas semejantes.

De hecho, el precedente de Montón, y de Cristina Cifuentes, establece que también Casado deberá dar un paso atrás si es imputado por el Supremo.

Outbrain