El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, dejó claro este martes que no tendrá en cuenta la opinión del Parlamento Europeo sobre el Estado de Derecho y la democracia y que no piensa "ceder al chantaje".

Orbán intervino ante el pleno del Parlamento Europeo, que votará este miércoles si pide iniciar una proceso sancionador contra Hungría por no respetar los valores fundamentales de la UE.

Sobre la posibilidad de que el Parlamento Europeo decida proponer la activación del artículo 7 que implica dejar sin derecho a veto a Hungría de las grandes decisiones europeas, Orbán acusó a los eurodiputados de pretender "acallar" al pueblo húngaro y querer "dar lecciones de lo que le conviene o no le conviene".

Orbán reivindicó "el derecho del pueblo húngaro" a decidir sobre su gestión de la inmigración, en referencia a las críticas por las vallas construidas en sus fronteras y el trato a los refugiados.

"Se quiere condenar a Hungría porque los húngaros decidieron que su patria no sería un país de inmigrantes"

"Se quiere condenar a Hungría porque los húngaros decidieron que su patria no sería un país de inmigrantes. Me opongo a que las fuerzas de la Eurocámara partidarias de la inmigración nos chantajeen. No cederemos, no importa lo que voten", afirmó.

El primero de los dirigentes políticos en intervenir en la discusión abierta con Orbán fue el líder del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, de la misma familia política que el húngaro, que se mostró a favor de que el Consejo incluya en el orden del día decidir sobre las medidas a tomar en Hungría.

"Hay que velar por atender los valores europeos en todas las ocasiones y en todas las familias políticas", añadió Weber.

El voto 'rompe' el Gobierno italiano

El antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) votará mañana en el Parlamento Europeo (PE) a favor de iniciar el proceso sancionador contra Hungría mientras que su socio en el Gobierno italiano, la ultraderechista Liga, votará en contra. Una división de opiniones que se suma a otras mostradas en los últimos tiempos sobre política nacional, inmigración, sanidad e infraestructuras.

"No hay ningún problema con el M5S sobre el voto contra Hungría: cada uno es libre de elegir qué hacer. La Liga en la Unión Europea (UE) elige la libertad", dijo hoy el dirigente de este último partido, el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini.

Respecto al M5S, los medios italianos citan fuente cercanas a la formación que aseguran que votará a favor de un proceso sancionador contra Hungría por no respetar los valores fundamentales de la UE.

Outbrain