El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este martes públicamente la continuidad de Carmen Montón al frente del Ministerio de Sanidad tras la polémica generada por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. El apoyo de Sánchez llega mientras crece el descontento en el seno del PSOE y ya son numerosos los dirigentes que presionan para que Montón dimita o se la cese.

"Montón está haciendo un gran trabajo y lo va a seguir haciendo", ha dicho Sánchez en los pasillos del Senado tras la sesión de control al Gobierno celebrada esta tarde en la Cámara Alta. Con estas declaraciones, el presidente del Ejecutivo se manifestaba por primera públicamente sobre la polémica.

"Carmen Montón está haciendo un trabajo como ministra de Sanidad extraordinario. En menos de 100 días se ha recuperado la universalidad de la sanidad pública. El pasado viernes incluso se puso en marcha la tramitación de una ley muy importante para este Gobierno como es la ley de lucha contra la violencia contra los menores. En definitiva, lo que está haciendo durante estos últimos meses es precisamente lo que se le pidió, revertir los recortes en la sanidad pública, recuperar y avanzar en derechos vinculados con la sanidad pública", ha recalcado Sánchez.

No obstante, las presiones en el PSOE hacia Sánchez por la situación de Montón se han incrementado este martes tras publicar el digital eldiario.es más datos sobre su máster. En partido, según varias fuentes socialistas consultadas por Servimedia, se extiende la idea de que Montón ya está "amortizada" y de que no se puede extender más la situación porque eso supondría dar más crédito a la defensa que el PP hace sobre el máster de su presidente, Pablo Casado. 

En la reunión semanal del Grupo Parlamentario Socialista no se abordó abiertamente la situación de la ministra tras las revelaciones de este lunes, pero fue comentada entre los parlamentarios socialistas que en su mayoría coincidían en que su salida del Gobierno era una "cuestión de horas".

De hecho, se extendió rápidamente y levantó las especulaciones las palabras de la ministra de Economía, Nadia Calviño, en las que habló de Montón en pasado. En un desayuno informativo, la titular de Economía habló en estos términos de su compañera de Gabinete: "Desde la perspectiva de su labor como ministra, ha sido, está siendo, absolutamente extraordinaria".

Las presiones al presidente del Gobierno para que actúe sobre la ministra de Sanidad han llegado desde distintas federaciones. Varios de los consultados coinciden en lamentar que este asunto, del que creen que costará la cartera a la ministra, le haya tocado a Montón porque es una "buena" política y "lo está haciendo muy bien como ministra".

Apoyo de Moncloa y de Ferraz

En medio de estas presiones y antes de que se haya pronunciado Sánchez, el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado que tanto el Gobierno como la dirección del PSOE "mantienen su apoyo" a la ministra de Sanidad "porque creen en las explicaciones que está dando" sobre las supuestas irregularidades en la obtención de su máster en igualdad de género.

Así lo ha afirmado Ábalos, en declaraciones a los medios de comunicación en el patio del Congreso. No obstante, Ábalos ha evitado descartar que la ministra finalmente pueda dimitir y ha llamado a esperar a que Montón se explique en el Congreso, aunque ayer ya diese una rueda de prensa.

También desde el Ejecutivo, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha opinado este que Montón ha explicado "detallada y minuciosamente" el asunto del máster. Delgado se ha referido a esta cuestión en el Congreso y tras comparecer en la Comisión de Justicia, donde ha explicado lo relativo a la polémica por la defensa en Bélgica del magistrado Pablo Llarena.

Al terminar esta comparecencia, la ministra ha sido preguntada por las explicaciones que ha dado Montón sobre el asunto de su máster. A este respecto, Delgado ha considerado que la titular de Sanidad "lo ha explicado detallada y minuciosamente" y por ello le da su apoyo. "Tiene absolutamente toda mi solidaridad", ha afirmado.

De ocurrir, esta sería la segunda dimisión en el Gobierno a 100 días de haberse conformado. Màxim Huerta, exministro de Cultura, dejó el cargo a la semana de su nombramiento tras salir a la luz una condena por defraudar a Hacienda.

Outbrain