Vuelta a la casilla de salida. Tras subir ayer cerca de un 20%, las acciones de Mediaset echan el freno, cedieron un 7,45% y corrigen un 15% desde los máximos alcanzados en la víspera (7,25 euros) al calor de las informaciones que apuntaban a que su matriz italiana planeaba una OPA. Finalmente estos rumores fueron desmentidos por la propia compañía.

"Mediaset precisa que valora regularmente soluciones para crear valor a largo plazo para sus accionistas, pero no tenemos en este momento ningún proyecto relativo a la compra del 48% de las acciones de Mediaset España no controlado por Mediaset", señaló un portavoz del grupo en Milán.

Así las cosas, Mediaset España, controlada en un 52% por la matriz italiana, acumula un descenso en el año de más del 33% y ha recortado su capitalización a unos 2.000 millones de euros desde 3.000 millones en enero. La firma sigue siendo una de las peor paradas del Ibex 35. 

La falta de visibilidad sobre el futuro del mercado publicitario ha puesto en guardia a analistas e inversores, que temen que una nueva caída de la inversión lastre su cuenta de resultados.

Outbrain