MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, apostó este martes por conectar la oferta de empleo y la demanda que se produce por el proceso de transición energética y apuntó que es necesario contar con trabajadores más cualificados que puedan estar mejor conectados con las necesidades de empleo que se requieren.

Durante su intervención en la jornada 'La transición energética y el empleo' organizada por el Club Español de la Energía, la ministra destacó que la meta del Gobierno es "una transición justa y dialogada" hacia un nuevo modelo energético.

En este proceso, Valerio indicó que el marco de relaciones laborales debe adaptarse y dar lugar a un nuevo Estatuto de los Trabajadores. En este sentido, se mostró convencida de que "con buena voluntad, diálogo sincero y luces largas, seremos capaces de encontrar el nuevo marco de relaciones laborales".

La ministra incidió en que "España debe subirse con firmeza al tren" de la transición energética, de la innovación y de la responsabilidad social para "ceder el testigo con el menor lastre" posible para "no hipotecar a las siguientes generaciones".

Valerio indicó que las dos líneas de acción del Gobierno son la promoción de políticas que refuercen y permitan la creación de empleo en sectores emergentes como las energías renovables o la eficiencia energética, y la "necesaria reconversión" de los empleos en los sectores más tradicionales.

En este punto, la ministra dijo que para modernizar la estructura productiva del país "ya no sirve el aprendizaje de la enseñanza reglada" sino que la formación debe ser constante a lo largo de toda la vida laboral, y además, se debe conectar la oferta de empleo con la demanda. Recordó que entre las mesas de diálogo social creadas hay una dedicada a la formación.

"Queremos coaligar emprendedores y recursos económicos para que las empresas sean más innovadoras, más eficientes y tengan más esperanza de vida", señaló, y añadió que también se tiene que diseñar una política de protección social "adecuada" para ayudar a las personas que están en el proceso de reconversión de sus empleos.

Por su parte, el vicepresidente del Club Español de la Energía, Íñigo Díaz, añadió que "en España tenemos un sector fuerte y con empresas reconocidas internacionalmente, estamos preparados para la transición, que vemos principalmente como una oportunidad, aunque también nos inquietan los efectos socioeconómicos" que pueda generar. Díaz apostó por "soluciones consensuadas" que vayan en la línea de la formación, políticas activas de empleo y medidas específicas de protección social.

(SERVIMEDIA)

11-SEP-18

MMR/gja

Outbrain

También te puede interesar