MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, reconoció este martes en el Fórum Europa que hay una "tendencia a la moderación" en el crecimiento de la economía española, aunque aseguró que "no resulta en sí mismo preocupante" y que las bases son "sólidas".

En el acto, organizado por Nueva Economía Fórum, la responsable de Economía destacó la necesidad de "dejar atrás el cortoplacismo" y "poner las luces largas", con el objetivo de "hacer compatibles" la responsabilidad fiscal y la cohesión social.

La ministra aseguró que "España se encuentra en una fase positiva del ciclo" y que el crecimiento de la economía española "se asienta en bases sólidas". En todo caso, reconoció que hay una "tendencia a la moderación del crecimiento económico" en los próximos meses, aunque quiso dejar claro que ello "no resulta en sí mismo preocupante".

Calviño explicó que "se sigue de cerca" esa moderación del crecimiento para "anticipar posibles impactos negativos" de fenómenos que escapan al control del Gobierno. Así, por ejemplo, apuntó entre los riesgos el fin de los vientos de cola, que es ya "un escenario cierto sobre el que hay que trabajar".

Por otra parte, apuntó que aún hay desequilibrios en la economía española que hay que afrontar, como la "inaceptable" tasa de paro, el "desorbitado" crecimiento de la deuda pública o un déficit público "estructural".

La titular de Economía consideró que "algunas de las medidas" adoptadas en los últimos años "han reforzado estos desequilibrios y eso nos hace más vulnerable de cara al futuro".

Por ejempló, apuntó la existencia del "trabajador pobre" o la "cronificación" del paro en algunos sectores de la sociedad, a lo que se une "el inaceptable aumento de la desigualdad y la pobreza".

La ministra defendió que la actual fase alcista del ciclo supone una "oportunidad de poner las bases" de un crecimiento económico que sea "sostenible y justo". También destacó la necesidad de trabajar para que la "fase expansiva" del ciclo económico "dure lo máximo posible" y "minimizar" los efectos cuando haya crisis. Se trata, afirmó, de "normalizar" la economía española para que "no se comportase de manera exagerada" tanto en las fases de crecimiento como en las de crisis.

Además, subrayó que no se pueden "cerrar los ojos a los desequilibrios por muy impopulares que sean", y que para su corrección el "crecimiento es condición necesaria, pero no suficiente".

Calviño criticó propuestas que pasan por recortar el gasto público y bajar impuestos, ya que es una estrategia a corto plazo que deteriora el Estado del bienestar. En este sentido, defendió que bajar impuestos en la actualidad sería "contrario" a la necesaria disciplina fiscal.

(SERVIMEDIA)

11-SEP-18

BPP/gja

Outbrain

También te puede interesar