Aunque el Ejecutivo trabaja para resolver el conflicto con Arabia Saudí, generado por el veto a la venta de bombas españolas al país árabe, la realidad es que el problema dista mucho de estar solucionado.

Así lo afirman al menos fuentes del Ministerio de Defensa. Según dicen en el Departamento comandado por Margarita Robles, los empresarios del sector armamentístico están inquietos por una posible respuesta de Riad.

Son bien conocidos los problemas surgidos en Navantia, donde se teme por su mayor contrato de la historia: la venta de corbetas a Arabia Saudí valorada en 1.800 millones.

Pero existe otro acuerdo en peligro. Se trata del contrato firmado por el país árabe con la británica BAE para la venta de 48 Eurofighters. España participa de forma directa en este encargo, ya que la factoría de Airbus en Getafe fabrica diversas partes del caza.

Según dicen en la planta, la inquietud que se ha generado ha llegado hasta Bruselas, que teme por un millonaria adquisición ya firmada desde mayo.

"Nos llaman también desde Reino Unido para preguntarnos por las últimas novedades en relación al conflicto de España con Riad", se escucha en la factoría madrileña de Airbus.

Outbrain