La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, presentará el próximo día 19 en el Congreso de los Diputados sus planes para afrontar la subida del precio de la electricidad de los últimos meses.

Según indicaron fuentes consultadas por elEconomista, el ministerio está analizando fórmulas que permitan desligar el incremento de los precios de los derechos de emisión de la factura de la electricidad de los pequeños consumidores.

El movimiento podría pasar por descontar el precio del CO2 de los costes del mercado mayorista o aplicar una cesta de precios de modo que la volatilidad que se registra en el mercado no se trasladé a la factura de los clientes.

Pese a las fuertes subidas que se han registrado en estos últimos cuatro meses, el precio de la electricidad para todo el año se sitúa prácticamente en los mismos niveles que el año anterior pero el problema es que si se mantiene esta tendencia en lo que resta de ejercicio la subida será notable.

Los grandes consumidores además son los que están notando con más fuerza el incremento de los precios. De hecho, un buen número de clientes industriales se está conectando al gas en un intento de diversificar sus fuentes energéticas.

El precio de la electricidad en el mercado diario español cerraron agosto con un precio medio de 64,33 euros /MWh, lo que supone una subida del 3,96% desde julio y un 35,5% más que hace un año. Además, agosto tuvo un precio un 32,8% más elevado que la media de los últimos cinco años (48,44euros/MWh). De nuevo, los precios de las emisiones de CO2, que rompieron la barrera de los 20 euros/tCO2, y el aumento del precio del gas parecen ser los responsables de esta tendencia alcista, según indica el Grupo Ase.

El presidente del Gobierno llegó a un acuerdo el pasado miércoles con Pablo Iglesias para bajar el IVA en los productos de primera necesidad, aunque no especificaron cuáles ni si el recibo de la electricidad -que está considerado un servicio básico- estará entre ellos. No obstante, Iglesias que trasladó su preocupación a Sánchez por la subida de la luz indicó que no ha concretado ningún acuerdo sobre la materia pero que espera que en las mesas de trabajo se pueda avanzar.

Las grandes eléctricas españolas aprovecharon el III Foro energético de elEconomista para dar su visión sobre la situación de la tarifa eléctrica. Tanto Iberdrola como Endesa defendieron la creación de un sistema de tarifas que evite la volatilidad de los precios del mercado que les llega a los clientes.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, aludió tácitamente a las críticas de Podemos al sector y explicó que "abuso no hay ninguno" por parte de las compañías y ha asegurado que "ninguna empresa eléctrica se está beneficiando de lo que está ocurriendo ahora", sino que las materias primas como el gas de los ciclos combinados y el carbón están actualmente más caros, al igual que el precio de la tonelada de CO2 emitida.

"Lo que está ocurriendo en el mercado mayorista es una consecuencia del CO2"

"Lo que está ocurriendo en el mercado mayorista es una consecuencia del CO2" y que ya les gustaría a las compañías que los precios de los derechos de emisión y de las materias primas "fueran más baratos".

Bogas además añadió que este año los clientes del mercado libre pagan menos que los del PVPC pero que otros años ha sido al revés.

La consejera delegada de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, en su primera intervención pública en el Foro de elEconomista explicó que no le parece razonable que la tarifa PVPC esté sujeta "a ser un espejo de los precios en el mercado mayorista", ya que es la que utilizan consumidores de menor poder adquisitivo, que necesitan tener certidumbre.

Santamaría ha señalado que una de las opciones es que el PVPC se configurara con una cesta de 'mix' a largo plazo que proporcionara estabilidad y que evitara a esos consumidores estar sujetos a las volatilidades de los precios del mercado. En cuanto a reformas en el sistema de fijación de precios se ha mostrado a favor de que las reformas se hagan de manera pensada, "no guiadas por la presión y las noticias" en los medios de comunicación y fijándose en experiencias internacionales y de buenas prácticas.

El Gobierno además se prevé que dé a conocer más detalles de su campaña del bono social. El Ministerio para la Transición Ecológica quiere facilitar que los potenciales beneficiarios se acojan al mismo, ya que el porcentaje actual es "ridículo", como ha calificado la propia ministra.

El objetivo es que el nuevo sistema de bono social "pueda estar operativo al máximo en octubre", con independencia de que se puedan ampliar los plazos.

La ministra de Transición Energética señaló que, incluso los que ya eran beneficiarios del anterior bono y conocían que el sistema había cambiado, se pueden haber encontrado con grandes dificultades burocráticas para acogerse al nuevo.

La CNMC ha habilitado también en su web una explicación para los interesados en el asunto puedan acceder más rápidamente a la información necesaria.

Outbrain