La Agencia Española de Medicamentos, dependiente del Ministerio de Sanidad, ha obligado a la compañía de mensajería Glovo a retirar de su web el servicio de Farmacia, con el que enviaba a domicilio todo tipo de medicamentos sin receta. La decisión se produce tras abrir la autoridad sanitaria una investigación sobre este servicio a raíz de las denuncias presentada por varias patronales de propietarios de farmacia. La Agencia del Medicamento ya ha ordenado a la compañía el cese de la actividad de venta de medicamentos y en estos momentos la web sigue recogiendo el servicio de Farmacia pero no está operativo.

El razonamiento legal del Ministerio de Sanidad para prohibir este servicio es que la Ley del Medicamento en España establece que la venta a distancia de medicamentos por internet sólo puede realizarse a través de los sitios web de las farmacia que cumplan con determinados los requisitos. Además, sobre los pedidos a distancia, la ley asegura que ningún pedido o encargo de medicamentos por internet puede realizarse a las farmacias si no es directamente a través del sitio web habilitado al efecto por las propias farmacias.

Con esta base legal, el pasado 1 de junio la directora de la Agencia Española de Medicamentos -entonces todavía estaba al mando la anterior directora Belén Crespo- dictó una resolución sobre el procedimiento administrativo abierto en el que ordenaba a Glovo "el cese de la actividad de venta de medicamentos, por entender que la misma no se ajustaba a la legislación vigente". La resolución instaba "a la interrupción o retirada del servicio consistente en la oferta o intermediación en la venta de medicamentos por internet a través del sitio web y la app Glovo".

Tras recibir esta resolución, la compañía catalana de mensajería interpuso un recurso que fue recibido en la Agencia el 25 de junio. En dicha contestación, la compañía catalana se defendía argumentado que Glovo no realiza la venta de productos, sino que "simplemente por encargo, recoge y entrega". Sin embargo, la autoridad sanitaria no estimó su argumento y con fecha de 25 de julio resolvió "desestimar la suspensión de la referida resolución formulada por Glovo". Actualmente, la Agencia Española del Medicamento afirma que está haciendo un seguimiento de la actividad de la web de Glovo para verificar el cumplimiento de su resolución.

Investigación en Madrid

La decisión de la Agencia Española del Medicamento se produce cuando la Comunidad de Madrid ya estaba investigando a la compañía por el mismo hecho. La Dirección general de Inspección de la Consejería de Sanidad madrileña tiene abierto un procedimiento contra Glovo y otra web de venta de medicamentos, Plyzer.com, tras una denuncia realizada por la Asociación de Empresarios de Farmacia de Madrid. Estas farmacias aseguran que Glovo al denominar su servicio como "Farmacia 24h" se apropia del nombre de un establecimiento sanitario regulado que requiere de autorización y además hace publicidad de medicamentos.

Outbrain

También te puede interesar