El 74,3% de los puestos de trabajo ofertados por los servicios públicos de empleo en 2017 se cubrieron con personas inscritas como demandantes de empleo, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En concreto, los servicios públicos de empleo de toda España ofertaron 576.000 puestos de trabajo el año pasado, de los cuales 428.000 se cubrieron con personas inscritas como demandantes de empleo. Mientras, en el conjunto de 2017 se firmaron 21.501.303 contratos.

Además, estas oficinas que forman parte del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) prestaron en 2017 casi 3,5 millones de acciones de tutoría de atenciones individualizadas a demandantes de empleo y fueron asignadas un total de 770.000 itinerarios personalizados. El Ministerio prevé que estas cifras, que suponen incrementos "notables" con respecto a 2016, serán superiores al término de este ejercicio.

La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ya destacó la colaboración de los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas para facilitar la incorporación al mercado de trabajo de los demandantes de empleo.

Valdeolivas subrayó la necesidad de que los servicios públicos de empleo cuenten con los medios "suficientes" y ello requiere que los recursos sean "estables y no meramente coyunturales".

Outbrain