Bienvenidos a Santo Domingo, la capital de República Dominicana. Fundada en 1496 por Bartolomé Colón, durante los siglos XV y XVI fue cuna de la civilización americana y referente histórico. Sinónimo de multiculturalidad, gastronomía, cultura, arte… Santo Domingo se debe recorrer a pie. ¡Cálzate las deportivas y vamos a conocer Santo Domingo y todo lo que puede ofrecerte en 24 horas!

Un paseo por la Ciudad Colonial

Al observar la mezcla de estilos arquitectónicos uno es consciente del paso del tiempo. La zona histórica que concentra los monumentos y las casas donde vivieron los colonizadores siguen intactas. Con el transcurrir de los siglos han acabado albergando museos y centros de interpretación que nos guían a la hora de comprender la historia.

Para conocer Santo Domingo, la ciudad más antigua del Nuevo Mundo, vamos a subirnos al trenecito "Chu-Chu Colonial", que nos llevará a descubrir por qué la UNESCO la ha catalogado como una de las 10 ciudades del Caribe más interesantes para disfrutar del turismo cultural.

Lo mejor es comenzar visitando la calle El Conde, famosa por las tiendas de artesanía local en cerámica, madera, cuero o metal y por las coloridas pinturas para continuar el trayecto hasta el Parque Colón, donde se encuentra la majestuosa estatua de Cristóbal Colón. Justo al lado tendremos ocasión de visitar la famosa Catedral de Santo Domingo, cuya construcción data del año 1540.

Dejando el parque atrás, por la calle Las Damas, la primera del Nuevo Mundo, nos toparemos con la impresionante Fortaleza Ozama, la más antigua de América. En la misma calle veremos las casas de Bastidas y la Torre del Homenaje, donde aún se conservan los cañones que protegieron la ciudad. Además de conocer el Panteón Nacional, el Museo de las Casas Reales y el Reloj de Sol. Al finalizar nuestro paseo cultural por esta calle llegaremos a Plaza España y al Alcázar de Colón, antigua casa de Diego Colón.

Si en nuestro paseo alzamos la vista más allá de las Antiguas Murallas de la Ciudad Colonial, nos toparemos con un Santo Domingo moderno. Una expansión arquitectónica paulatina que va desde la Ciudad Colonial, pasando por el Gran Santo Domingo hasta la zona edificada de rascacielos y construcciones modernas.

Santo Domingo también es moda y compras

Reconocidas marcas han seleccionado a la capital dominicana como epicentro de su expansión en el Caribe, algo que ha propiciado la creación de centros comerciales exclusivos como Blue Mall, Galería 360 o Sambil. Artesanía y fina joyería diseñada por los mejores orfebres dominicanos se pueden adquirir en estos centros comerciales en los que igualmente tienen cabida las grandes marcas internacionales. Entre las boutiques de referencia no falta la de Óscar de la Renta, diseñador dominicano de fama internacional fallecido hace unos años.

Precisamente en el mes de octubre tiene lugar el principal acontecimientos del mundo de la moda en República Dominicana, con la celebración de la pasarela Dominicana Moda. Este evento ha catapultado a jóvenes promesas dominicanas a lo más alto del competitivo sector de la moda internacional.

Gastronomía y son dominicano

Que Santo Domingo es una ciudad cosmopolita ya lo sabemos y esto se traduce en una amplia oferta gastronómica que ha dado como resultado la proliferación de infinidad de restaurantes especializados. Desde un ambiente más romántico hasta la bohemia Ciudad Colonial en Santo Domingo hay mucho entre lo que escoger.

En Plaza España se concentran un buen número de restaurantes. Lo más recomendable es sentarse en sus terrazas, ya que probablemente no tardará en aparecer algún pequeño grupo de músicos para amenizar el rato a la clientela.

Para rematar la jornada, ¿qué mejor que una velada romántica en la playa de Boca Chica para saborear algunas especialidades culinarias dominicanas? El lugar se encuentra a sólo 30 kilómetros del centro de la ciudad, pero merece la pena el desplazamiento.

Outbrain