Las quinielas que tratan de anticipar quién será el sucesor de Mario Draghi al frente de Banco Central Europeo (BCE) han dado un giro inesperado recientemente, tras conocerse que quien era hasta ahora el candidato predilecto para los expertos, el alemán Jens Weidmann, probablemente no alcanzará el sillón que ocupa ahora el italiano, teniendo en cuenta que Alemania ha optado por intentar alcanzar la presidencia de la Comisión Europea, antes que la del BCE.

Así lo publicó Handelsblatt a finales de agosto, una especulación que finalmente ha sido confirmada: ayer publicó en twitter el alemán Manfred Weber, presidente del grupo popular europeo en la Eurocámara, su intención de ser el candidato el año que viene. Sea como sea, los expertos ya no esperan a Weidmann como presidente del BCE, y el nuevo nombre que ha surgido, según una encuesta de Bloomberg a 24 economistas entre el 24 y el 27 de agosto, es el de Erkki Liikanen, quien, hasta el pasado mes de julio, era el gobernador del banco central de Finlandia.

Tras el finés, y siguiéndole muy de cerca en las encuestas, se encuentran el francés Francois Villeroy de Galhau, gobernador del banco central de Francia, y también Philip Lane, gobernador del banco central de Irlanda. La cuarta posición en la encuesta la ocupa el hasta ahora favorito, Jens Weidmann, con un peso considerablemente inferior al de los tres economistas que ahora copan la clasificación. Hay que recordar que en 2019 hay elecciones al Parlamento Europeo, entre el 23 y el 26 de mayo, y se reconfigurará la Comisión Europea cinco meses después, como es habitual. Entonces, Jean Claude Juncker dejará la presidencia de la Comisión.

Quién es quién

Erkki Liikanen (67) es uno de los perfiles con más experiencia en el ámbito de la política monetaria entre los principales candidatos que se barajan para el puesto. Es gobernador del Banco de Finlandia desde 2004, y miembro del consejo de gobierno del BCE desde el mismo año.

Previamente pasó nueve años en la Comisión Europea, labor que desempeñó tras ser embajador de Finlandia en la Unión, y de haber sido el ministro de Finanzas de Finlandia entre 1987 y 1990. Liikanen dirigió al grupo de expertos que hicieron el Informe Liikanen, un documento que propone reformas para el sector bancario de la Unión Europea que fortalezcan la estabilidad financiera.

Villeroy tiene en su contra que ya ha habido un goberandor del BCE de su misma nacionalidad, Jean Claude Trichet, predecesor de Draghi, aunque en las encuestas el francés mantenga una posición privilegiada. El irlandés Philip Lane, por contra, tiene en su favor que Irlanda es el único país fundador de la Eurozona que nunca ha tenido un asiento en el consejo de gobierno de la entidad. El BCE le debe una a Irlanda, y puede que esta se la cobre pronto.

Outbrain