El número de autónomos cayó en 17.894 personas el pasado mes de agosto, el mayor descenso desde que hay registro, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. De esta forma, el número total de trabajadores por cuenta propia se sitúa en los 3.249.275 personas.

La Federación de Trabajadores Autónomos, ATA, ha explicado en un comunicado que, de media, en agosto se perdieron 577 autónomos diarios y ha lamentado que no se den ni el "clima" ni la "certidumbre" necesarias para generar empleo y emprendimiento.

En este sentido, su presidente, Lorenzo Amor, ha asegurado que los datos ponen de manifiesto la desaceleración en el crecimiento del mercado laboral y ha instado al Gobierno a poner en marcha todas las medidas necesarias para volver a la senda de creación de empleo.

Desde la unión de autónomos UATAE ha destacado este martes que se trata del tercer dato negativo del año. Sin embargo, María José Landaburu, secretaria general de la organización, destaca que, pese a las pérdidas, los datos de afiliación anual suponen un incremento del 1,2%.

En los primeros seis meses del año, de enero a junio, el crecimiento global de trabajadores por cuenta propia en España suele ser positivo, mientras que en la segunda mitad del año se pierden autónomos.

Además, Landaburu advirtió de que la estacionalidad es alta en los autónomos y reivindicó medidas de calado que mejoren la competitividad de los autónomos con mayor historia en el RETA, además de favorecer a los nuevos emprendedores.

Por su parte, Eduardo Abad, presidente de UPTA, pone el foco en la pérdida de 10.000 pequeños establecimientos desde agosto del año pasado, que ha afectado sobre todo a los trabajadores por cuenta propia dedicados al sector de la hostelería.

"La tremenda competencia que se produce con las ecommerce está hundiendo al comercio tradicional, es urgente establecer un plan nacional de dinamización comercial, necesitamos dotar al mayor generador de empleo por cuenta propia y ajena de las herramientas necesarias para poder adaptarse a las exigencias del nuevo modelo de consumo", apunta Abad.

Además, desde la organización piden parar la implantación masiva de negocios low-cost, personas que acceden al mercado eligiendo el autoempleo a través de bonificaciones a la Seguridad Social pero sin ningún tipo de experiencia profesional ni formativa, y que ante la desesperación por los resultados de su actividad, sólo encuentran en la bajada de precios un efímero aliado.

Outbrain

También te puede interesar