Los fondos resultantes de esta operación servirán para dotar de mayor flexibilidad financiera al grupo y para diversificar sus fuentes de financiación.

Mapfre ha concluido con éxito una colocación de títulos de deuda subordinada a 30 años, con opción de amortización a los 10 años, por importe de 500 millones de euros, con un tipo de interés fijo que se ha establecido en el 4,125 por ciento durante los diez primeros años. 

"Esta operación demuestra la confianza de los inversores institucionales en Mapfre. Hemos logrado unas condiciones financieras muy satisfactorias incluso en un contexto de mercado complejo como el actual", ha declarado Fernando Mata, director financiero de la compañía. Se trata de la primera emisión de deuda subordinada por parte de una aseguradora europea desde el pasado mes de marzo.

El éxito de la transacción se ha reflejado en la reducción del interés pagado con respecto a operaciones anteriores (4,125 frente a 4,375 por ciento en marzo de 2017) y en la elevada demanda, que ha superado los 700 millones de euros, con una gran diversificación, que ha permitido colocar la emisión a más de 80 inversores institucionales de distintos países europeos, destacando Alemania (20 por ciento del total de la emisión), Italia (19 por ciento) Reino Unido (17 por ciento), Francia (14 por ciento) y España (13 por ciento).

Las gestoras de fondos de inversión han representado la gran mayoría de los inversores que han acudido a la colocación (un 67 por ciento del total) seguidos por aseguradoras y fondos de pensiones (25 por ciento).

Esta emisión está considerada como capital computable Tier 2 a efectos de Solvencia II, por lo que los niveles de solvencia y fortaleza financiera de Mapfre se ven reforzados con la misma. Los títulos cotizarán en el mercado AIAF, cuando se reciba la autorización de la CNMV, explica el grupo asegurador en un comunicado.

Outbrain