El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) ha condenado a Egipto al pago a Naturgy y a la italiana ENI de 2.013 millones de dólares (más de 1.700 millones de euros), después de impuestos y antes de intereses por la falta de suministro a las instalaciones de licuefacción de la compañía en Damietta. La española ha cerrado la jornada creciendo un 2,46% en bolsa hasta los 23,7 euros por la noticia.

El laudo estima que la república árabe no concedió al consorcio inversor el trato justo y equitativo exigido por el Tratado bilateral España-Egipto de protección de inversiones, informa la antigua Gas Natural Fenosa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La sociedad participada al 50% por Naturgy UFG y al 50% por ENI, propietaria de la planta egipcia de Damietta, ha recibido de este modo el favorable laudo arbitral de la institución dependiente del Banco Mundial, que resuelve así la demanda presentada en 2014.

Naturgy confía en que este laudo arbitral "permita alcanzar un acuerdo global y poner en valor su inversión en Egipto a través de un acuerdo comercial y el restablecimiento del suministro de gas a la planta".

A juicio de la compañía, este laudo demuestra la efectividad en los procedimientos de resolución de conflictos internacionales como instrumento eficaz para asegurar la protección de inversiones internacionales.

Outbrain