El banco central de China ha modificado el mecanismo para fijar el tipo de cambio del yuan y ha reanudado el uso de su factor contracíclico. La divisa cotiza hoy estable tras los cambios anunciados el pasado viernes por el PBOC.

A partir de ahora los bancos locales aplicarán factores "anticíclicos" como parte del mecanismo de fijación de precios de la paridad del yuan frente al dólar. 

La mayoría de los bancos de divisas (forex) han realizado el ajuste por iniciativa propia desde principios de agosto para contrarrestar el sentimiento pro-cíclico, en medio de un yuan debilitado en el mercado de divisas. 

Durante los últimos meses, la divisa ha experimentado una tendencia a la baja debido, en parte, a un dólar estadounidense más fuerte y "a un clima de comercio mundial volátil", apunta el Sistema de Comercio de Divisas de China (CFETS), en relación a la guerra comercial que las dos principales potencias mundiales, China y Estados Unidos, están protagonizando. 

"El ajuste jugará un papel activo para ayudar a que el yuan se mantenga estable a un nivel razonable y equilibrado", añade el regulador en un comunicado.

En mayo de 2017, el regulador de divisas de China introdujo el factor de ajuste anti-cíclico al modelo de fijación de precios existente para frenar las fluctuaciones del mercado de divisas. 

Después de que el mercado volvió a la normalidad con flujos de capital equilibrados, los bancos en enero redujeron el ajuste y cambiaron el factor anti-cíclico a neutral. 

La tasa de paridad del yuan frente al dólar se basa en un promedio ponderado de los precios ofrecidos antes de la apertura del mercado interbancario en cada día hábil y puede subir o bajar un máximo del 2 por ciento diario.

Outbrain